Convierten recinto de ferias de Miami en hospital para atender pacientes con coronavirus

El recinto de ferias de Miami-Dade en Westchester pronto puede actuar como un hospital improvisado, ya que las instalaciones médicas en toda el área se han visto abrumadas con pacientes que necesitan tratamiento para el nuevo coronavirus.

La Feria de la Juventud ha ofrecido un área de tiendas de campaña en Coral Way como un sitio hospitalario, según el presidente de la organización sin fines de lucro, Eddie Cora.

Cora dijo que la Oficina de Manejo de Emergencias de Miami-Dade pidió usar el recinto ferial para un “posible” hospital temporal de 250 camas.

Según agregó estas medidas se toman con carácter preventivo, es decir, las autoridades y constructores montarán el hospital aunque no preste servicios, para que permanezca en espera por si la pandemia crece.

Se pudo ver equipos construyendo el hospital de campaña el martes por la mañana. Corra asegura que el hospital se construirá el jueves y se entregará al condado. Por el momento no está claro si el hospital improvisado se utilizará para pacientes con coronavirus.


El sábado, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que 34 hospitales en todo el estado tenían una capacidad del 50% o más, con 18 mil camas disponibles en ese momento.

Desde este miércoles 25 de marzo los habitantes de Miami están bajo régimen de confinamiento obligatorio, para intentar contener la propagación del coronavirus. Es la primera ciudad de Florida en tomar esta dura medida, de manera independiente, puesto que el gobernador del estado Ron DeSantis, la ha evitado.

Hasta el momento, el coronavirus infectó a 1467 personas y ocasionó 20 muertos en Florida, según han informado las autoridades el martes en la tarde.

La ciudad más grande del estado ordenó la semana pasada el cierre de restaurantes, bares, gimnasios y otros negocios no esenciales, y recomendó a la población permanecer en sus casas, algo que fue acatado parcialmente tras la presencia de los vacacionistas juveniles, conocidos como Springbreakers.


Según informa El Nuevo Herald, bajo las nuevas reglas solo se permiten:

▪ Circulación dentro de la ciudad para comprar o buscar bienes y servicios en establecimientos minoristas esenciales, como supermercados y farmacias.

▪ Circulación dentro de la ciudad para realizar trabajos de apoyo a actividades y establecimientos esenciales.

▪ Circulación dentro de la ciudad para brindar servicios esenciales a los hogares, como servicios de reparación, jardinería y limpieza de piscinas.

El coronavirus también ha dejado muchos puestos vacíos y trabajadores desempleados “de facto”. Para evitar la afectación a la economía doméstica, las autoridades del Estado tomaron medidas en beneficios de los desempleados, garantizando parte del sueldo y seguros médicos.