Aeropuerto de Miami: primero de EEUU en tener perros detectores de COVID-19

El programa piloto de perros detectores en MIA será de 30 días, lo que lo convierte en el primer aeropuerto de EE. UU en emplear a caninos como detectores de esta enfermedad
El programa piloto de perros detectores en MIA será de 30 días, lo que lo convierte en el primer aeropuerto de EE. UU en emplear a caninos como detectores de esta enfermedad
 

Reproduce este artículo

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) se convirtió en el primero de Estados Unidos que tiene a perros entrenados con protocolos de la Universidad de la Florida (FIU por sus siglas en inglés), para detectar el nuevo coronavirus.

Según señaló el MIA en un comunicado de prensa, esta nueva iniciativa para detectar la COVID-19 fue impulsada por el comisionado del Condado de Miami-Dade Kionne L. McGhee y aprobada por la Junta de Comisionados del Condado en marzo de 2021.

El Departamento de Aviación de Miami-Dade se asoció con la FIU y la compañía American Airlines para organizar un programa piloto de perros detectores en MIA durante 30 días, lo que lo convierte en el primer aeropuerto de EE.UU en emplear a caninos como detectores de esta enfermedad.

Los perros se despliegan en un puesto de control de seguridad para empleados.

"Esta pandemia nos ha empujado a innovar para detener la propagación. Aplaudo a la comisionada McGhee ya la Comisión del Condado por pensar de forma innovadora con esta iniciativa. Estamos orgullosos de hacer todo lo posible para proteger a nuestros residentes. Espero ver cómo el aeropuerto pone a prueba sus habilidades y expandir el programa piloto a otras instalaciones del condado", expresó la alcaldesa de Miami-Dade Daniella Levine Cava.

Los perros detectores tienen el potencial para la detección inmediata y la respuesta al virus en espacios públicos como aeropuertos, agrega el comunicado oficial.

Después de cientos de sesiones de entrenamiento en el campus Modesto Maidique de la FIU en Miami durante este 2021, los perros detectores lograron tasas de precisión del 96 al 99% para detectar la COVID-19, según ensayos publicados.

"La COVID-19 ha cambiado el mundo y el estilo de vida al que estábamos acostumbrados. Ha obligado a nuestras empresas a ser innovadoras en sus formas de hacer negocios. Ha obligado a nuestras organizaciones religiosas y escuelas a presentar un enfoque diferente sobre cómo se enseña. Incluso nuestras familias han tenido que reajustarse y ser más creativas en la forma en que socializan y celebran ocasiones especiales. Por lo tanto, no debemos quedarnos atrás en nuestro enfoque para combatir la propagación de este virus. Me enorgullece ser patrocinadora de este programa, que traerá beneficios cruciales para salvar vidas en nuestras comunidades", comentó el comisionado McGhee.

Los dos perros del programa piloto en MIA: el pastor belga 'Cobra' y el pastor holandés 'One Betta' han sido entrenados para alertar sobre el olor de la COVID-19.

El virus causa cambios metabólicos en una persona que se traducen en la producción de compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COV son excretados por el aliento y el sudor de una persona, produciendo un olor que los perros entrenados pueden detectar. Los cambios metabólicos son comunes para todas las personas, independientemente de su olor corporal. Si un perro indica que una persona es portadora del olor del virus se le indicará a esa persona que se someta a una prueba rápida de COVID-19.

"Poder aplicar décadas de investigación de esta manera para proporcionar una capa adicional de protección a los empleados del aeropuerto de Miami es una lección de humildad. Estos perros son otra herramienta valiosa que podemos aprovechar para ayudarnos a vivir con esta pandemia en curso", explicó el doctor Kenneth G. Furton, rector de FIU y profesor de química y bioquímica.