Remedios caseros para las várices

Los remedios caseros y un estilo de vida saludable pueden ayudar a aliviar los síntomas de las venas varicosas y la insuficiencia venosa crónica.
Remedios caseros para las várices
 

Reproduce este artículo

Las venas varicosas, o venas várices, ocurren cuando las venas se hinchan y agrandan, en algunas personas, pueden causar dolor e incomodidad. Pueden notarse debido a su apariencia azul oscuro o violeta, y a menudo también sobresalen por debajo de la piel.

Las venas varicosas pueden desarrollarse cuando las pequeñas válvulas en las venas se debilitan. Por lo general, estas válvulas impiden que la sangre fluya hacia atrás a través de las venas y, cuando están dañadas, la sangre puede acumularse en las venas. Esto provoca venas torcidas e hinchadas que también se vuelven muy visibles.

Una variedad de tratamientos caseros pueden ayudar a reducir la apariencia y el dolor de las venas varicosas.

Estilo de vida

  • Actividad física

El ejercicio regular fomenta una mejor circulación sanguínea en las piernas, lo que ayuda a impulsar la sangre que se ha acumulado en las venas. El ejercicio también ayuda a reducir la presión arterial, que es otro factor que contribuye a las venas varicosas.

Los ejercicios de bajo impacto ayudan a que los músculos de las pantorrillas funcionen sin una tensión excesiva. Los ejercicios efectivos de bajo impacto incluyen nadar, caminar, ciclismo o yoga.

  • Medias de compresión

Las medias de compresión pueden ayudar aplicando presión en las piernas, ayudando a los músculos y las venas a mover la sangre hacia el corazón, y se pueden encontrar fácilmente. 

  • Masajes

Masajear suavemente las áreas afectadas puede ayudar a mantener la sangre circulando por las venas, se puede usar aceites de masaje suaves o humectantes para obtener efectos óptimos.

Sin embargo, es fundamental evitar presionar directamente sobre las venas, ya que esto puede dañar los tejidos frágiles.

  • Mantener las piernas elevadas

Mantener las piernas elevadas, idealmente a la misma altura que el corazón o por encima, ayudará a mejorar la circulación. Esto reduce la presión en las venas de las piernas y la gravedad ayudará a que la sangre fluya suavemente de regreso al corazón.

Una persona debe intentar mantener las piernas elevadas si va a estar sentada durante largos períodos de tiempo, como durante el trabajo o el descanso.

  • Cambios en la dieta

Los alimentos salados o ricos en sodio pueden hacer que el cuerpo retenga agua, por lo que reducir los alimentos salados puede minimizar la retención de agua, los alimentos con alto contenido de potasio pueden ayudar a reducir esta retención. Los alimentos con fibra ayudan a mantener los intestinos en movimiento y a prevenir el estreñimiento. Esto puede ser importante, ya que el esfuerzo puede agravar las válvulas dañadas o empeorarlas.

Las personas que tienen sobrepeso son más propensas a experimentar venas varicosas, por lo tanto, eliminar los kilos de más puede reducir la presión sobre las venas y aliviar la hinchazón y el malestar.

Agregar alimentos que contienen flavonoides también puede ayudar a una persona a reducir sus venas varicosas. Los flavonoides mejoran la circulación sanguínea, lo que mantendrá el flujo sanguíneo y hará que sea menos probable que se acumule en las venas. También ayudan a reducir la presión arterial en las arterias y pueden relajar los vasos sanguíneos, todo lo cual puede reducir las venas varicosas.

Remedios a base de hierbas

  • Extracto de semilla de uva

Las uvas, las hojas de parra y la savia de uva se han utilizado en la medicina alternativa durante siglos, ya que puede ayudar a tratar los síntomas de la insuficiencia venosa crónica y reducir la hinchazón. 

La semilla de uva contiene vitamina E, flavonoides y otros compuestos, puede interactuar con los anticoagulantes y aumentar el riesgo de hemorragia. 

  • Extracto de castaño de indias

El extracto de castaño de indias puede ayudar a reducir el dolor, la pesadez y la picazón en las piernas en personas con insuficiencia venosa crónica, que es una de las principales causas de las venas varicosas.

  • Extracto de pino marino y de escoba de carnicero

El extracto de pino marino y el extracto de escoba de carnicero pueden reducir la hinchazón o el edema de las piernas, que a menudo se asocia con las venas varicosas.

Los extractos de plantas y los aceites esenciales deben diluirse en aceites portadores antes de aplicarse tópicamente o usarse en un difusor para aromaterapia.

  • Centella asiática

Esta planta perenne es originaria de Asia, y es eficaz para fortalecer las venas debilitadas. Esto ayuda a tratar la insuficiencia venosa. La hierba generalmente se toma en forma de tabletas, cápsulas y extractos líquidos. También se puede aplicar tópicamente como pomada o crema. Esta hierba puede interactuar con medicamentos u otras hierbas.