Cubana aparece ahogada en el Río Bravo y autoridades buscan a otros emigrantes de la Isla

Una migrante cubana apareció ahogada a la altura del rancho La Bolsa en el Río Bravo. Las autoridades de Acuña buscan a otros dos cubanos que podrían haber fallecido también
Cubana ahogada en el río Bravo
 

Reproduce este artículo

Una migrante cubana apareció ahogada a la altura del rancho La Bolsa en el Río Bravo el pasado lunes 30 de noviembre. Las autoridades de Acuña en el estado de Coahuila buscan actualmente a otros dos cubanos que podrían haber fallecido también.

Arianna González Nieves de 23 años fue reportada como desaparecida desde el pasado 18 de noviembre. El cuerpo sin vida se hallaba flotando en el extremo norte de la presa Amistad.  Uno de los trabajadores del rancho La Bolsa, propiedad de Luis Galindri Ramírez, encontró el cadáver, según informó el medio K911 Noticias.

“El cuerpo se encontraba en un avanzado estado de descomposición y le faltaba el pie y la pantorrilla de la pierna izquierda” informó el medio.

Reportes de la Fiscalía indicaron que el cuerpo pertenecía a González Nieves puesto que se identificaron los tatuajes de la desaparecida. Uno de sus tatuajes eran una bandera cubana en la pierna a la altura de la rodilla.

Hace una semana la cubana se había comunicado con su familia y les dijo que se hallaba en el Ramsel de la zona centro de Acuña. 

González Nieves intentó de cruzar hacia Estados Unidos acompañada de una mujer y dos hombres. La otra cubana fue detenida en la Border Patrol y los hombres regresaron y se adentraron al Río Bravo.

Las autoridades policiales presumen que los hombres estén ahogados y continúan la búsqueda de sus cuerpos, según transmitió el canal de noticias Super Channel 12.

El 12 de enero de 2017, el presidente Barack Obama anunció el cese inmediato de la política de “pies secos, pies mojados”, indicando que los inmigrantes cubanos serían tratados al igual que los de otras nacionalidades.

Antes de esta fecha los cubanos que pusieran un pie en suelo estadounidense podían permanecer en el país y solicitar la residencia permanente después de un año. Si los migrantes eran capturados en el mar eran llevados de regreso a Cuba; otros intentaban llegar luego de largas y riesgosas travesías por Centroamérica. 

A pesar de la desaparición de esa política los cubanos siguen intentando llegar a Estados Unidos para pedir asilo político.

Recientemente trascendió que un grupo de 18 jóvenes cubanos partió de Cárdenas, Matanzas hacia Estados Unidos en un barco pesquero y están desaparecidos desde el 9 de noviembre. 

La salida del grupo ocurrió cuando la tormenta Eta se acercaba a las costas de Miami, en la Florida.

En agosto pasado ocho balseros cubanos, entre ellos dos niños, se perdieron en alta mar. El 24 de ese mes la Guardia Costera de Estados Unidos anunció que, después de agotar todas las vías, se suspendió la búsqueda.