Alimentos que causan inflamación

La inflamación puede desencadenar una serie de enfermedades, y puede ocurrir debido a la forma en que nos alimentamos. Conoce qué alimentos producen inflamación.
Alimentos que causan inflamación
 

Reproduce este artículo

La inflamación puede ser buena debido a que es la forma natural del cuerpo de protegerse cuando está lesionado o enfermo, ayudando al cuerpo a defenderse de las enfermedades y estimular la curación. Sin embargo puede ser mala, ya que la inflamación crónica y sostenida está relacionada con un mayor riesgo de enfermedades como diabetes, enfermedades cardíacas y obesidad.

Puede ocurrir en respuesta a muchos factores desencadenantes, algunos de los cuales son difíciles de prevenir, como la contaminación, las lesiones o las enfermedades. Sin embargo, se puede tener un mayor control en factores como la dieta, debido a que los alimentos que consume pueden afectar significativamente la inflamación en el cuerpo. Algunos de éstos son: 

  • Azúcar y jarabe de maíz

El azúcar y el jarabe de maíz de alta fructosa pueden aumentar la inflamación, lo que puede provocar enfermedades, además, aportan cantidades excesivas de fructosa, desencadenando la obesidad, la resistencia a la insulina, la diabetes, la enfermedad del hígado graso, el cáncer y la enfermedad renal crónica. 

Asimismo, causa la inflamación dentro de las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos, lo cual es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca. Los alimentos con alto contenido de azúcar agregada incluyen dulces, chocolate, refrescos, pasteles, galletas, donas, pasteles dulces y ciertos cereales.

  • Grasas trans artificiales

Las grasas trans artificiales son probablemente las grasas menos saludables que puede comer, causando la inflamación y aumentando el riesgo de enfermedad. Además de reducir el colesterol HDL (bueno), las grasas trans pueden afectar la función de las células endoteliales que recubren las arterias, lo cual es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca. 

Los alimentos con alto contenido de grasas trans incluyen las papas fritas y otras comidas rápidas fritas, algunas variedades de palomitas de maíz para microondas, ciertas margarinas y mantecas vegetales, pasteles y galletas empaquetados y algunos pasteles.

  • Aceites vegetales y de semillas

Ciertos aceites vegetales, como el aceite de soja, promueven la inflamación debido a su alto contenido de ácidos grasos omega-6; aunque algunas grasas omega-6 son necesarias en la dieta, se recomienda comer más alimentos ricos en omega-3, como pescados grasos, para obtener los beneficios antiinflamatorios. 

Los aceites vegetales y de semillas se utilizan como aceites de cocina y son un ingrediente importante en muchos alimentos procesados. El alto contenido de ácidos grasos omega-6 del aceite vegetal puede promover la inflamación cuando se consume en grandes cantidades.

  • Carbohidratos refinados

No todos los carbohidratos causan problemas, pero los carbohidratos refinados pueden provocar inflamación. A éstos se les ha eliminado la mayor parte de su fibra. La fibra promueve la plenitud, mejora el control del azúcar en sangre y alimenta las bacterias beneficiosas en su intestino.

Pueden estimular el crecimiento de bacterias intestinales inflamatorias que pueden aumentar su riesgo de obesidad y enfermedad inflamatoria intestinal. Se encuentran en dulces, pan, pasta, pasteles, algunos cereales, galletas, pasteles, refrescos azucarados y todos los alimentos procesados ​​que contienen azúcar o harina agregada.

  • Exceso de alcohol

Se ha demostrado que el consumo moderado de alcohol proporciona algunos beneficios para la salud. Sin embargo, cantidades mayores pueden provocar problemas graves, como desarrollar problemas con las toxinas bacterianas que salen del colon hacia el cuerpo (intestino permeable), provocando una inflamación generalizada que da lugar a daños en los órganos. 

Para ello se recomienda reducir la ingesta a dos bebidas estándar por día para hombres y una para mujeres.

  • Carne procesada

El consumo de carne procesada puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer de estómago y colon, ya que contiene productos finales de glicación más avanzados que la mayoría de las otras carnes, y causan inflamación. 

Los tipos comunes de carne procesada incluyen salchichas, tocino, jamón, carne ahumada y cecina.

Lea también