Régimen envía a profesores universitarios de Camagüey a sembrar boniatos
Esta es la nueva iniciativa del régimen para hacer frente a la crisis alimentaria, pero, ¿servirá de algo?
Régimen envía a profesores universitarios de Camagüey a sembrar boniatos en el campo
 

Reproduce este artículo

Varias han sido ya las propuestas del régimen para hacer frente a la crisis alimentaria por la que atraviesa el país, desde sembrar piñas y calabazas por cada cuadra, hasta criar pollitos en las casas, algo que ya se hizo durante los años 90, durante el llamado Periodo Especial, y que da una idea que cuán difícil es la situación actual .

Este 20 de julio el sitio web de la Universidad de Camagüey (UC) Ignacio Agramonte Loynaz, publicó un artículo donde reseña la incorporación de sus profesores a trabajos en el campo. "Por tercer domingo consecutivo profesores militantes del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba en la UC cambiaron el aula por el surco para incorporarse a las labores agrícolas que vienen desarrollando desde hace alrededor de cuatro meses militantes del Distrito Julio Antonio Mella, en el polo productivo de Victoria 1".

Según el texto de UC, la idea surgió "en los encuentros de trabajo realizados en el Consejo de Defensa Provincial y Municipal y de la prioridad que la dirección del país le brinda a la producción de alimentos aún más en la etapa pospandemia, es muy necesaria en los tiempos actuales a partir de las afectaciones que en este sector vive el mundo y específicamente Cuba".

A lo anterior, Luis Mauel Bernal Sarduy, secretario de la esfera agroalimentaria, explicó que "desde septiembre la intención es que se nos incorpore también la Federación Estudiantil Universitaria junto a los docentes de la universidad agramontina", agregó.

Con una gran dosis de propaganda, el artículo pondera lo que se puede alcanzar en el campo con la ayuda de profesores y estudiantes universitarios, pero pasa por alto que la agricultura, como base de la economía de la isla necesita de mucha inversión económica, algo con lo que en este momento el régimen no cuenta, debido a la crisis económica por la que atraviesa desde 2018.

"De la academia al surco. A Victoria 1 acuden también ahora los profesores de la primera Universidad creada por la Revolución, ninguno es especialista en las labores agrícolas, pero todos aportan su granito de arena en la limpieza de canteros, así como de surcos sembrados de plátanos y boniato o cualquier otra actividad en la que la se necesite producir más y con mayor calidad".

Lo de producir más, ya es algo que está difícil, cuanto más lo de producir con mayor calidad, sobre todo si ello depende de profesores y alumnos que no están habituados a las labores agrícolas.