En Cuba, a los adultos mayores "les dan la comida en la calle"

El reportero independiente Ángel Cuza denunció este viernes 23 de septiembre la precaria atención prestada a los adultos mayores en La Habana.
Vulnerabilidad de adultos mayores en Cuba
 

Reproduce este artículo

El reportero independiente Ángel Cuza denunció este viernes 23 de septiembre la precaria atención que reciben los adultos mayores en La Habana.

"Estas personas vulnerables son de la tercera edad, se les debería dar un trato mejor, no darles sus alimentos en la calle como si fuesen animales y mucho menos darles agua de pipa, que no se sabe si viene contaminada", denuncia Cuza en su transmisión para ADN Cuba.

Durante su recorrido por la zona capitalina, el reportero mostró el punto de encuentro de los trabajadores sociales y aseguró que "esos son los que les roban la comida a los viejitos", pues "ellos se llevan lo mejor y les dejan el rastrojo".

"Es un abuso lo que se está cometiendo con las personas de la tercera edad. ¿Qué hacen con alimentar a los viejitos si no les dan un techo donde vivir? Alimentación sí, pero no tienen vivienda para poder vivir como una persona ¿Hasta cuándo?" cuestionó Cuza.

También denunció que el sistema mantiene desamparadas a las personas de la tercera edad, por lo que muchos viven y duermen en las calles pidiendo dinero.

"La mayoría de las personas de la tercera edad tiene chequera, pero no les alcanza porque todo está demasiado caro. Así dice el gobierno cubano y dice Díaz Canel que somos continuidad, cuando todavía muchas personas, muchos viejitos, están viviendo en la miseria", reflexionó el activista.

Durante su transmisión, Cuza entrevistó a un señor que declaró llevar 20 años viviendo en la calle, "pasando trabajo, sin nada" y aunque el gobierno lo "ayuda", no es suficiente porque "todo está muy caro, todo está por arriba".

El reportero, además, transmitió el momento exacto en que se les repartía a los ancianos agua para el consumo desde una pipa, ante lo cual un transeúnte alegó: "les dan de comer en la calle como si fueran un perro. No hay un comedor, no hay nada. Es 'sale para allá y dale para acá'".

Ángel Cuza explicó que, aunque el suministro de alimentos es parte de la asistencia social, los ancianos deben pagar por ellos. Debido a la falta de recursos, una forma para garantizar el efectivo es recuperar "cosas viejas de los cestos de basura, para poder venderlas e ir a los comedores a comprar la m*****a de alimentación que el gobierno cubano les da".