Régimen dice que no cerrará las fronteras por el momento

Según el gobierno, la medida no es necesaria aún porque no hay propagación autóctona del virus. Las declaraciones del Minsap dejan ver que el gobierno la contempla a pesar de todo
 

Reproduce este artículo


El régimen cubano insistió este 19 de marzo en que hasta el momento no es necesario cerrar las fronteras, teniendo en cuenta el nivel de introducción y propagación del covid-19 en la isla, a pesar de que muchos cubanos exigen tal medida.

El jefe del departamento de enfermedades transmisibles del Ministerio de Salud Pública, José Raúl de Armas, precisó en conferencia de prensa que sólo se recurrirá a tal medida cuando el virus se reproduzca internamente y no como ahora, cuando los casos son por contagio con extranjeros.

Hasta el momento, Cuba reporta 11 casos confirmados de coronavirus (uno falleció), de ellos 5 extranjeros, y 356 hospitalizados como sospechosos. Según La Habana, todos están estables y ninguno en situación grave o de peligro para su vida.


El especialista explicó que Cuba tiene estructurados todos los mecanismos para detectar los sospechosos de contagio en puertos y aeropuertos, así como los contactos nacionales, lo cual se ha cumplido con todos los casos positivos y las personas relacionadas con ellos.

Aunque el gobierno no ha cerrado la frontera, sí pidió este jueves a sus nacionales que residen en el extranjero evitar los viajes a Cuba en nota de prensa publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Esta institución también flexibilizó los trámites legales que usualmente se hacen en Cuba por estas personas para liberarlos de viajar a la isla.


A contrapelo, las agencias y hoteles gubernamentales se mantienen promocionando a la isla caribeña como un “destino seguro” en medio de la pandemia del COVID-19.

Varias aerolíneas que vuelan desde España a Cuba anunciaron el 18 de febrero la suspensión de la mayoría de sus vuelos desde la Isla como una de sus medidas para contener la expansión del nuevo coronavirus.

Hoy llegaron a Reino Unido los últimos pasajeros del crucero MS Braemar, que arribó ayer 18 de marzo al puerto del Mariel con cinco casos confirmados del virus. Las autoridades cubanas autorizaron el arribo del barco, acto que provocó críticas de quienes exigen un cierre total de fronteras.


Medios oficiales de la isla informaron que el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) cuenta con un diseño de vacuna que pudiera utilizarse contra el nuevo coronavirus.