Payá a gobierno español: son cómplices de un régimen que dispara contra indefensos

“Es indignante que el gobierno de España y Reyes Maroto use la lucha y el sufrimiento del pueblo cubano como una oportunidad para aumentar sus negocios con la dictadura”, expresó al activista cubana Rosa María Payá
Rosa María Payá y Pedro Sánchez
 

Reproduce este artículo

La activista por la democracia en Cuba, Rosa María Payá, criticó al gobierno español del socialista Pedro Sánchez por “cómplice” del régimen castrista.

“Es indignante que el gobierno de España y Reyes Maroto use la lucha y el sufrimiento del pueblo cubano como una oportunidad para aumentar sus negocios con la dictadura”, expresó en Twitter la fundadora de Cuba Decide.

Payá se refirió específicamente a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien intercedió el martes a favor de empresas españolas que hacen negocios en Cuba en una serie de reuniones bilaterales que ha mantenido con sus homólogas en Washington, informó el diario ABC.

Maroto reconoció en una rueda de prensa en la embajada española en Washington, que le trasladó a la administración de Joe Biden que la parte del embargo que activó Donald Trump en el 2019 “no es en este caso la solución a los problemas que hay en Cuba”.

“Uno de mis cometidos de este viaje es defender los intereses de las empresas españolas allí donde hay un problema y también generar confianza para que la administración estadounidense cuente con las empresas españolas en todo lo que va a ser su plan de recuperación”, dijo la funcionaria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Maroto se reunió con sus homólogos en el ejecutivo de Biden, específicamente con Gina Raimondo, secretaria de Comercio, y Katherine Chi Tai, responsable de la Oficina del Representante Comercial de los EEUU.

Estas maniobras del gobierno de Pedro Sánchez, provocó que Payá reaccionara acusándolos de ser “cómplices de un régimen que dispara contra ciudadanos desarmados que reclaman libertad”, en las protestas que estallaron el 11 de julio.


 

España critica tímidamente represión: les vendió armas

A raíz de la represión del régimen, dos días después del inicio de protestas en Cuba, el gobierno español solicitó a La Habana a través de un comunicado oficial que respeten el derecho de sus ciudadanos a manifestarse libremente y añadió que siguen de cerca cómo evoluciona la situación en la isla.  

“España, como país iberoamericano, sigue con mucho interés y muy de cerca la situación en Cuba, tras los acontecimientos registrados el lunes, y está a la expectativa de ver cómo evoluciona en el día de hoy la situación”, se lee en el texto publicado el 13 de julio.

El gobierno español añade que ellos defienden el derecho fundamental a manifestarse libre y pacíficamente de todos los ciudadanos y pide a las autoridades cubanas que lo respeten.

Sin embargo, durante el 2020 España vendió 1,2 millones de euros en material militar al régimen cubano, confirman informes públicos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de ese país, consultados por Diario de Cuba.

Según el reportaje de este medio, pese a la 'crisis coyuntural' y la pandemia en la Isla, el año anterior importaron esa cifra millonaria en “materiales energéticos y sustancias relacionadas” y otros 2 500 euros en “revólveres y pistolas automáticas”.

Sobre la adquisición de estos últimos, se trató de armas con cañón de ánima lisa con un calibre inferior a 20 mm y armas automáticas con un calibre de 12,7 mm, así como fusiles, revólveres, pistolas, fusiles- ametralladoras, silenciadores, cargadores para estas armas, visores ópticos y apagafogonazos.

 

Rosa María Payá advirtió a Biden

Levantar las sanciones contra el régimen cubano es dar fondos a la policía y los militares, que oprimen al pueblo obedeciendo a los generales”, declaró el 20 de julio la activista opositora Rosa María Payá ante el Congreso de EEUU.

“Urgimos al gobierno de Joe Biden que no haga concesiones unilaterales, sino que pida la liberación de todos los presos políticos, el fin de la represión y el respeto de las libertades fundamentales, incluyendo la legalización de los partidos políticos”, agrego en su intervención.

En una sesión convocada por el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, la promotora de la iniciativa Cuba Decide también recomendó aplicar sanciones individuales a los involucrados en abusos y usar el enfoque que se aplicó décadas atrás al apartheid sudafricano.