Ajedrecista Arián González en arresto domiciliario

El ajedrecista y abogado radicado en España sigue vigilado y a espera de juicio en Villa Clara
Arian Gonzalez
 

Reproduce este artículo

El ajedrecista y abogado Arián González radicado en España que fuera detenido en medio de las protestas del 11 de julio por manifestarse pacíficamente en Camajuaní al centro de Cuba fue liberado, pero sigue bajo arresto domiciliario y a espera de juicio en ese territorio.

Según reportes de medios internacionales, el joven que ostenta también la ciudadanía española primero fue acusado de desacato por la justicia cubana, y luego trasladado temporalmente a una prisión estatal, conocida como La Pendiente. Allí González inició una huelga de hambre que duró tres días hasta su liberación momentánea.

González, que desempeñaba su actividad como abogado desde un despacho situado en la Praza Maior de la ciudad de As Burgas había viajado a Cuba a comienzos de julio para visitar a su madre que padece de diabetes.  

González actualmente ha vuelto a la casa de su familia, pero en régimen de arresto domiciliario, según informa Joaquín Bello, director técnico del club de ajedrez Liceo Academia Postal y amigo de González.

“Fue enviado a casa cautelarmente, pero sigue vigilado. La parte buena de todo esto es que está con su madre, una pequeña alegría dentro de todo lo que ha pasado”, dijo. Este agregó que aunque es cierto que González protestó “lo hizo de forma serena y, además, él no es un activista. Creemos que, en realidad, estuvo controlado desde que puso sus pies en la isla”.

“Por el momento está a la espera de que llegue el juicio (…) La semana que viene, miembros del Colexio de Avogacía de la provincia y el Liceo volveremos a reunirnos para ver si podemos empujar un poco más su regreso”, expresó Bello sobre el caso de su amigo.

El hecho de tener el pasaporte español señala que no varía un ápice la situación diplomática de González, porque, al encontrarse en territorio cubano y ser considerado ciudadano de allí, las autoridades interpretan que una vez en la isla es exclusivamente cubano y lo juzgan como tal.

Arián, de 33 años, que nació en la ciudad cubana de Santa Clara, tenía previsto volver a Orense, donde reside, a primeros de agosto. Su detención tuvo lugar en la localidad de Camajuaní, donde estaba visitando a su madre. González es ciudadano español y se licenció en Derecho en el año 2018 por la UNED y tenía despacho en la Plaza Mayor de Orense.