Rosa María Payá envía contundente mensaje a la Casa Blanca

Rosa María Payá, fundadora del movimiento Cuba Decide, envió un fuerte mensaje tras declaraciones de un funcionario de Biden sobre el 'interés' de restablecer remesas, el servicio consular y los viajes a Cuba
Joe Biden y Rosa María Payá
 

Reproduce este artículo

Rosa María Payá, fundadora del movimiento cívico Cuba Decide, envió un fuerte mensaje a la Casa Blanca tras las declaraciones de un alto funcionario de Joe Biden que mencionó el "interés" de esa administración de restablecer las remesas y el servicio consular en la isla, y que los cubanoamericanos puedan viajar a Cuba.

“Solicitamos que el gobierno de los Estados Unidos aclare cuál es su voluntad de acción hacia el régimen cubano. Queremos ser libres y amigos”, expresó en Twitter la activista por la democracia.

Además, compartió un video donde declaró: “realmente apreciamos el reconocimiento del deterioro de la situación de los derechos humanos que el señor Juan González del Consejo de Seguridad Nacional hizo a CNN (…), sin embargo, es muy grave que en esta misma declaración los EEUU expresaran su interés de hacer concesiones unilaterales que benefician a la dictadura cubana”.

Payá añadió que “los cubanos tenemos derecho a enviar ayuda a nuestros familiares en la isla, y también es muy importante que los militares cubanos no intervengan y no se queden con las divisas que se envían a las familias y luego son utilizadas para financiar la represión”.

Aunque estimó “deseable” que se viabilicen los trámites consulares, acotó: “queremos entender qué garantías tiene el gobierno de los EEUU de que no se repetirán los ataques” que condujeron al “Síndrome de La Habana”.

“Aprendamos de lo que no funcionó”, pidió Rosa María Payá, quien aseguró que “hay una manera diferente y positiva de ayudar al pueblo cubano”.

“Si es cierto que en el centro de la política de los EEUU hacia Cuba está el respeto y el reconocimiento a los derechos humanos, el gobierno de los EEUU puede condicionar cualquier concesión al respeto de los derechos (…), a la liberación de los presos políticos, a la realización de elecciones libres, justas y plurales en nuestro país”.

Payá también recomendó a la administración Biden que, como parte de una política más efectiva, “puede sancionar a los represores del pueblo cubano” y “promover la aplicación de los principios Sullivan a cualquiera que quiera tener una relación con la dictadura”. Además, “promover el envío de ayuda humanitaria, pero sin intervención del régimen cubano”.

Otra muestra de apoyo verdadero al pueblo de la isla, según la opositora, sería “expresar que no invitará al régimen cubano a la Cumbre de las Américas”. Se pronunció a favor de que el gobierno norteamericano denuncie, en cada uno de los foros internacionales, “los crímenes del gobierno cubano, los que comete dentro de la isla y también en el hemisferio”.

“Eso sería”, acota Payá en el video publicado en sus redes sociales, “responder solidariamente a la situación grave de deterioro de los derechos humanos que está teniendo lugar en mi país hoy y que es responsabilidad de la dictadura”.

 

¿Se acerca otro "deshielo"?

Juan González, principal asesor de Biden para el hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, declaró este 29 de junio a CNN en Español"Hemos visto un deterioro en la situación de derechos humanos en Cuba. Eso ha sido una gran preocupación del presidente, pero también deja muy claro que está en nuestro interés quitar los límites sobre las remesas y la viabilidad de que lo cubanoamericanos puedan viajar a Cuba y restaurar el servicio consular. Es nuestro interés unilateral en hacerlo, tenemos un argumento fuerte y humanitario al respecto".

González dijo que el mandatario estadounidense ordenó una 'revisión total' de la política hacia la Isla. "Los mejores embajadores son los cubanoamericanos. Tenemos que tener conversaciones serias y apenas terminemos esa revisión tomaremos decisiones", concluyó el funcionario.

Por otra lado, el Secretario de Estado Anthony Blinken, en una entrevista para la televisión italiana este martes, también abordó el tema cubano.

"Hay mucho que puede hacer en seis meses, por lo que una de las cosas que estamos analizando con mucha atención en este momento es la política hacia Cuba. Está en revisión. Puedo decirles que como una cuestión de principio básico, en cualquier política perseguiríamos la democracia y los derechos humanos en su esencia, y queremos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para empoderar al pueblo cubano para que decida su propio futuro", declaró Blinken.

Sobre un posible diálogo, destacó que por la parte estadounidense nunca se han resistido. "La pregunta es: ¿Cuál es la política general? Y eso es lo que estamos revisando. Lo hemos hecho en varias áreas. Pasamos algunos meses revisando nuestra política hacia Corea del Norte, por ejemplo, y anunciamos esa política hace apenas unas semanas. Estamos haciendo lo mismo con Cuba".