EEUU confirma veto a Venezuela y Nicaragua, pero es “ambiguo” sobre Cuba

Marco Rubio preguntó al respecto a Kevin O'Reilly, coordinador de la IX Cumbre de las Américas, en una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado
Díaz Canel y Joe Biden. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos confirmó este jueves que no ha invitado a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua a la Cumbre de las Américas que tendrá lugar el próximo mes de junio en Los Ángeles, al tiempo que fue más ambiguo con respecto a Cuba, al señalar que “todavía” no ha cursado una convocatoria para el régimen comunista, reportó la agencia de noticias EFE.

Kevin O'Reilly, coordinador de la IX Cumbre de las Américas, compareció ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, donde a las preguntas del legislador cubanoamericano Marco Rubio, respondió que ninguno de esos países ha sido invitado por el momento, aunque fue tajante con que ni Venezuela ni Nicaragua serán bienvenidas.

“¿Hemos invitado a alguien del régimen cubano a tomar parte en la cumbre?”, interrogó Rubio. El funcionario del Departamento de Estado contestó que esta decisión corresponde a la Casa Blanca, según informó EFE.

El senador presionó para saber si ello significa que todavía no se ha invitado a La Habana, pero O'Reilly insistió en que se trata de una decisión de la Casa Blanca. Rubio volvió a preguntar si desde allí se ha hecho una convocatoria para Cuba.

“Bajo mi conocimiento, no”, indicó O'Reilly, quien agregó que Estados Unidos invitó a representantes de la sociedad civil cubana. El funcionario explicó que la Administración Biden quiere “tener una amplia participación de la sociedad civil de cada país donde los autoritarios, los dictadores, busquen terminar con el debate público”.

Rubio, senador republicano de la Florida, preguntó si Washington ha invitado a la cumbre al “régimen” de Nicolás Maduro o a cualquiera de sus representantes, ante lo que el coordinador O'Reilly dijo que “absolutamente no”, porque “no los reconocemos como un Gobierno soberano”. También respondió con un “no” rotundo a una cuestión similar sobre invitar a Daniel Ortega u otro representante nicaragüense, según el reporte de EFE.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo que este viernes definirá si irá a la Cumbre de las Américas. El mandatario dio un espaldarazo a los regímenes autoritarios socialistas, al condicionar su asistencia a que Washington invite a todos los gobiernos de la región, incluyendo a Cuba, Nicaragua y Venezuela. Su postura fue secundada por Bolivia, Guatemala y la Comunidad del Caribe (Caricom), mientras que Argentina, Honduras y Chile han replicado las críticas, aunque asistirán a la reunión.

Miguel Díaz-Canel, gobernante de Cuba, afirmó este miércoles que no iría “en ningún caso” a la próxima IX Cumbre de las Américas de Los Ángeles.

“Puedo asegurar que en ningún caso asistiré”, escribió en Twitter. Agregó que, “como siempre ocurrió en el pasado, la voz de Cuba se hará escuchar”.

El mandatario cubano acusa al gobierno de los Estados Unidos de concebir “desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva. Era su intención excluir a varios países, entre ellos Cuba”.

Díaz-Canel alegó sin pruebas que la Casa Blanca “ha estado realizando intensas gestiones y ha ejercido brutales presiones, a fin de desmovilizar los justos y firmes reclamos de la mayoría de los países de la región de que la Cumbre debe ser inclusiva”.

El senador Marco Rubio afirmó en una reciente columna de opinión publicada en ADN Cuba, que “si se permite que la dictadura de Cuba asista a la Cumbre de las Américas, y si el presidente Biden continúa levantando las sanciones contra el régimen y sus facilitadores militares, Díaz-Canel recibiría una gran promoción de relaciones públicas internacional y podría fortalecer su control brutal sobre el pueblo cubano”.

El 19 de mayo trascendió que el gobierno de Estados Unidos le negó visas a la delegación oficialista de 23 cubanos que asistirían a la Cumbre de los Pueblos por la Democracia, a celebrarse en Los Ángeles del 8 al 10 de junio próximo, paralela a la Cumbre de las Américas.

A inicios de mayo, Brian A. Nichols, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE. UU. afirmó que no invitarían a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Tras una pregunta de NTN24 sobre si Washington invitaría al gobierno cubano, Nichols contestó: “No. Es una decisión del presidente [Joe Biden] pero yo creo que ha sido bien claro que (...) los países que por sus acciones no respeten la democracia no van a recibir invitaciones”.

Recomendaciones

 

Relacionados