Rubio pide al FBI investigar vínculos entre Puentes de Amor y el régimen cubano

Puentes de Amor es “parte de un esfuerzo coordinado del régimen cubano para sembrar división, incitar al conflicto e influir en la política exterior de EE. UU.”, afirma Marco Rubio
Carlos Lazo con Díaz Canel en La Habana, y Marcos Rubio. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El senador de los Estados Unidos Marco Rubio, solicitó al FBI este lunes 1 de agosto una investigación “inmediata” del activista anti embargo Carlos Lazo y de los integrantes de su proyecto Puentes de Amor, según un comunicado de prensa. 

“Puentes de Amor realizó una manifestación [el 31 de julio] en Coral Gables, Florida, como parte de un esfuerzo coordinado del régimen cubano para sembrar división, incitar al conflicto e influir en la política exterior de Estados Unidos. El grupo también alzó banderas del movimiento 26 de julio de [Fidel] Castro, abiertamente en apoyo a la revolución cubana que condujo a la dictadura comunista que sigue vigente en la isla hoy”, afirmó el senador Rubio, en una carta enviada a Christopher Wray, director de la Oficina Federal de Investigaciones.

El político cubanoamericano de la Florida pide al FBI una investigación de las actividades de Puentes de Amor y sus miembros, en los términos de lo estipulado en la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, por sus siglas en inglés).

“De acuerdo con los esfuerzos frecuentemente citados del Departamento de Justicia de EEUU, FARA aumenta la transparencia en nuestro sistema democrático al visibilizar a personas y entidades involucradas en actividades de influencia extranjera. Como tal, solicito respetuosamente una investigación inmediata sobre Puentes de Amor, sus miembros y actividades”, escribió Rubio en su carta.

La Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) impone requisitos de divulgación y otras obligaciones legales a cualquier persona o entidad que se convierta en "agente de un principal extranjero", indica FARA en su página oficial. 

Las actividades que requieren registro incluyen participar en "actividades políticas", destinadas a influir de cualquier manera en "cualquier agencia o funcionario del Gobierno de los Estados Unidos" las políticas o las relaciones de un gobierno de un país extranjero de un partido político extranjero, explica FARA. 

Carlos Lazo, un maestro de español de Seattle y fundador de la organización sin fines de lucro Puentes de Amor, se ha reunido públicamente con el presidente del régimen comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en junio de 2022 y agosto de 2021, poco después de las masivas protestas antigubernamentales que estallaron el verano pasado en más de 60 localidades cubanas, conocidas como 11J.

La caravana organizada por Puentes de Amor el domingo 31 de julio fue promovida el mismo día por el presidente cubano Miguel-Díaz Canel y amplificada en la cuentas de Twitter de múltiples embajadas cubanas, entre ellas la Embajada de Cuba en Canadá y la misión de Cuba en la ONU.

Díaz-Canel además agradeció en Twitter a Puentes de Amor por la manifestación contra “el bloqueo”, asegurando que es una muestra de que “Cuba no está sola”. 

“El FBI debería reconocer al grupo y a sus miembros por lo que son, actores extranjeros maliciosos dentro de Estados Unidos, y realizar investigaciones de personas que puedan estar actuando como agentes extranjeros del régimen cubano”, afirmó Marco Rubio en la carta recién enviada a Wray.

Lazo ha sido durante mucho tiempo miembro de lo que el gobierno cubano denomina "movimiento de solidaridad" con la isla, según indica el Nuevo Herald. 

El llamado "movimiento de solidaridad con Cuba" es un esfuerzo impulsado por La Habana y la prensa oficial cubana y que en Estados Unidos es respaldado por la Red Nacional sobre Cuba (NNOC), organización que apoya abiertamente al régimen de Castro y que trabaja en Estados Unidos para poner fin al embargo, como parte de los pretendidos esfuerzos de "solidaridad con Cuba".

Puentes de Amor ha trabajado en conjunto con la Red Nacional sobre Cuba (NNOC) en campañas y peticiones dirigidas al presidente Biden. 

El gobierno cubano utiliza la organización Puentes de Amor "en esfuerzos de propaganda para convencer al público interno de que tiene apoyo dentro de Estados Unidos, una estrategia seguida anteriormente por Fidel Castro con organizaciones estadounidenses de extrema izquierda como Pastores por la Paz”, agrega el Herald.

La organización de extrema izquierda Pastores por la Paz, forma parte también de la Red Nacional sobre Cuba (NNOC). La junta directiva de NNOC incluye a varios miembros de Pastores por la Paz como Gail Walker y John Waller. También se encuentran Mimut Re Nuhu, del Partido Revolucionario del Pueblo Africano, Cheryl LaBash, de la organización radical feminista Womans Struggle, Sharon Wrobel, profesora de la Universidad de Memphis en Tennessee.

La organización también incluía a la difunta comunista Alicia Jrapko, como co-presidenta. Jarpko, falleció en enero y era la persona que lideraba en el extranjero los esfuerzos de Cuba para liberar a los cinco espías cubanos encarcelados en Estados Unidos. 

Desde 2019 entre los miembros del NNOC también se encuentran los Socialistas Democráticos de América (DSA).

El DSA, fundada en 1982, es hoy "la mayor organización socialista de Estados Unidos, con más de 92.000 miembros abonados y divisiones en los 50 estados". Actualmente existen 80 personas en cargos públicos que son miembros del DSA; por ejemplo: Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez son miembros del DSA. 

Desde hace varios meses, las caravanas de Puentes del Amor cuentan con la adhesión y el apoyo logístico de los Socialistas Democráticos de América (DSA), según indica el DSA. 

Con casi 100.000 miembros abonados, el DSA afirma en su página web que "está en una posición única para movilizar una campaña nacional de base para contrarrestar las sanciones de Estados Unidos" contra Cuba. Además, añaden que están "empezando a construir una amplia red de organizadores del DSA que pueden participar en todas las formas de trabajo".  

El paraguas de la NNOC, se ha involucrado en las ramas inferiores del gobierno de Estados Unidos para aprobar al menos 50 resoluciones contra el embargo, a nivel de ayuntamientos, juntas de condado y legislaturas Estatales, según su sitio web. El Ayuntamiento de Boston ha sido uno de los últimos en aprobar una resolución de apoyo al gobierno cubano y el levantamiento del embargo. 

DSA, que ha elogiado a Fidel Castro en sus publicaciones, ha producido recientemente un mapa llamado “Hands off Cuba Map”, que refleja el pretendido apoyo dentro de Estados Unidos al levantamiento del embargo.

Además del DSA, algunos de los miembros de la Red de Solidaridad con Cuba son el Partido Comunista de Estados Unidos, Socialist Action, un grupo que trabaja "por la abolición del capitalismo y el establecimiento de un gobierno de los trabajadores para lograr el socialismo". También el grupo feminista Woman in Struggle e incluso Covert Action Magazine, una revista fundada por el agente de la CIA, Philip Agee, que murió en Cuba en 2008 y fue acusado de recibir más de un millón de dólares en pagos del servicio de inteligencia cubano.

Covert Action Magazine apoyó recientemente a Geoff Young, candidato del partido demócrata para el Congreso que busca retirar los fondos a la CIA. Young estaba afiliado al DSA, según Ballotpedia. 

En el pasado el Senador Rubio ha cuestionado las reuniones de Puentes de Amor con funcionarios públicos como la subsecretaria de Estado Emily Mendrala, en relación a una fotografía que ambos se tomaron en Washington. D.C pocos días después del 11J.

Según explicó Lazo, en aquella ocasión le entregó a Mendrala un documento con la petición del levantamiento del embargo, entre otras medidas. La reunión fue reseñada por la prensa oficial de Cuba, controlada por el Partido Comunista.

Antes de trabajar en el Departamento de Estado, Mendrala fue CEO del Center for Democracy in the Americas (CDA), un think tank que promueve el llamado engagement entre Estados Unidos y Cuba. El CDA tiene en su junta directiva a Collin Laverty, otro directivo de Puentes de Amor, según indican algunos reportes.

En mayo pasado activistas cubanos y familiares de presos políticos cuestionaron que Collin Laverty, miembro de la junta directiva de Puentes de Amor, estuviera vinculado a uno de los directivos del Havin Bank en Londres, una entidad financiera del régimen cubano sancionada por Estados Unidos.

En la manifestación contra el embargo el pasado domingo, miembros de Puentes de Amor alzaron una bandera del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), un grupo de asalto fundado por Fidel Castro en los años 50 del siglo XX para combatir el gobierno de Fulgencio Batista. Tras conquistar el poder, el M-26-7 eliminó las demás facciones revolucionarias y terminó convirtiéndose en nucleo dirigente la dictadura comunista.

El domingo 31 de julio, en Coral Gables, activistas en favor de la democracia en Cuba organizaron una contramarcha en respuesta a la provocación de Puentes de Amor, durante la cual quemaron una bandera del M-26-7 en un gesto simbólico. Dos manifestantes anticastristas fueron arrestados por la policía.