Solicitan a prensa extranjera que cubra juicio de artistas cubanos disidentes

El juicio contra Luis Manuel Otero y Maykel Castillo será en el Tribunal Municipal de Marianao, en la capital de Cuba, el 30 y 31 de mayo.
Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo
 

Reproduce este artículo

La activista Claudia Genlui, miembro del Movimiento San Isidro, pidió este 26 de mayo a la prensa internacional acreditada en Cuba que cubra el juicio contra los artistas disidentes Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo, programado para la semana próxima.

Según la curadora de arte, radicada en EE. UU., la presencia allí de corresponsales extranjeros podría enseñar “el rostro verdadero de una dictadura cruel que el mundo se empeña en reconocer y hasta aceptar”.

Genlui dijo “temer” por ambos debido a posibles represalias. Además, calificó de “arbitrarias e injustas” las condenas solicitadas por la Fiscalía para ambos opositores.

El juicio contra Otero y Castillo tendrá lugar en el Tribunal Municipal de Marianao, en la capital de Cuba, el 30 y 31 de mayo, según informaron en redes sociales activistas y amigos de los miembros fundadores del MSI.

Osorbo, ganador de dos Latin Grammy por su participación en el tema musical “Patria y vida”, está encarcelado en el penal “Kilo 5 y medio” de Pinar del Río, tras su detención ocurrida en mayo de 2021.

La Fiscalía cubana solicita para el rapero una sanción conjunta de 10 años de privación de libertad por la supuesta comisión de delitos de “desacato”, “difamación de las instituciones del Estado”, “atentado” y “desórdenes públicos”.

El escultor, pintor y performer Luis Manuel Otero está recluido en la prisión de Guanajay a pocos kilómetros de la capital. Enfrenta una petición fiscal de 7 años de cárcel por los supuestos delitos de “ultraje a los símbolos patrios”, “desacato” y “desórdenes públicos”.

Otero fue arrestado arbitrariamente cuando intentaba unirse a manifestaciones antigubernamentales pacíficas en La Habana, el 11 de julio de 2021.

Otero y Osorbo comparten el mismo expediente judicial. Activistas y amigos denuncian que el gobierno en realidad los castiga por una acción de desobediencia civil ocurrida el 4 de abril de 2021.

Ese día, Osorbo se resistió a otra detención arbitraria y se refugió en la sede del MSI en el barrio San Isidro, de La Habana. Decenas de vecinos, amigos y activistas impidieron que la policía se lo llevara y desafiaron al gobierno cantando en la calle “Patria y Vida” y otros temas contestatarios.

Osorbo y Otero fueron reconocidos a inicios de mayo con el Premio de la Libertad 2022, que otorga Freedom House. Otras organizaciones como PEN Internacional y Amnistía Internacional, se pronunciaron por la liberación de los artistas y presos políticos.