“En ningún caso asistiré” a Cumbre de las Américas, asegura Díaz-Canel

El gobernante afirma que, “como siempre ocurrió en el pasado, la voz de Cuba se hará escuchar” en el evento al que no han invitado al régimen comunista ni a dictaduras aliadas
Miguel Díaz-Canel, presidente del régimen de Cuba. Foto: PL
 

Reproduce este artículo

Miguel Díaz-Canel, presidente del régimen de Cuba, afirmó este miércoles que no iría “en ningún caso” a la próxima IX Cumbre de las Américas de Los Ángeles, Estados Unidos.

“Puedo asegurar que en ningún caso asistiré”, escribió en Twitter el gobernante designado por el general Raúl Castro. Aseguró que, “como siempre ocurrió en el pasado, la voz de Cuba se hará escuchar” en el evento al que no han invitado al régimen comunista ni a sus dictaduras aliadas, Venezuela y Nicaragua.

El mandatario cubano acusa al gobierno de los Estados Unidos de concebir “desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva. Era su intención excluir a varios países, entre ellos Cuba”.

Díaz-Canel alegó sin pruebas que la Casa Blanca “ha estado realizando intensas gestiones y ha ejercido brutales presiones, a fin de desmovilizar los justos y firmes reclamos de la mayoría de los países de la región de que la Cumbre debe ser inclusiva”.

Varios usuarios de Twitter criticaron al gobernante por hacer esas declaraciones tras semanas de maniobras diplomáticas del régimen cubano y peticiones públicas de ser invitados. “Luego de varios intentos fallidos, pues las uvas estaban muy altas, las desprecia y dice. 'Están verdes'. La moraleja es que a menudo fingimos despreciar aquello que, finalmente, no pudimos alcanzar”, respondió a Díaz-Canel el periodista cubano Mario J. Pentón.

El activista Magdiel Jorge Castro pidió con sarcasmo al jefe del partido Comunista: “Cierre la puerta al salir... bye”. De acuerdo con el usuario identificado en Twitter como CreepPolítiko, “lo que pasa es que no quieres pasar pena Miguel, no te hagas el valiente”.

Un funcionario estadounidense declaró el pasado 20 de mayo que Joe Biden estaba valorando que un representante cubano asistiera a la Cumbre de las Américas, pero en calidad de “observador” y no como participante pleno.

Esta medida sería para “salvar un evento que corre el riesgo de colapsar por desacuerdos sobre la lista de invitados”, según la fuente que habló con la agencia Associated Press (AP).

La decisión de invitar a Cuba no ha sido confirmada hasta el momento por el Consejo de Seguridad Nacional, pero varias personalidades mencionaron la posibilidad de que ocurra.

Chris Megerian, reportero de la Casa Blanca, publicó en su perfil de Twitter “El presidente Biden está considerando invitar a un representante cubano como observador en la Cumbre de las Américas, según un funcionario estadounidense”.

El senador de la Florida, Marco Rubio, afirmó en una columna de opinión publicada en ADN Cuba que “si se permite que la dictadura de Cuba asista a la Cumbre de las Américas, y si el presidente Biden continúa levantando las sanciones contra el régimen y sus facilitadores militares, Díaz-Canel recibiría una gran promoción de relaciones públicas internacional y podría fortalecer su control brutal sobre el pueblo cubano”.

El 19 de mayo trascendió que el gobierno de Estados Unidos le negó visas a la delegación oficialista de 23 cubanos que asistirían a la Cumbre de los Pueblos por la Democracia, a celebrarse en Los Ángeles del 8 al 10 de junio próximo, paralela a la IX Cumbre de las Américas.

A inicios de mayo, Brian A. Nichols, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE. UU. afirmó que no invitarían a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Tras una pregunta de NTN24 sobre si Washington invitaría al gobierno cubano, Nichols contestó: “No. Es una decisión del presidente [Joe Biden] pero yo creo que ha sido bien claro que (...) los países que por sus acciones no respeten la democracia no van a recibir invitaciones”.