Hamlet Lavastida solicita tratamiento psicológico tras 60 días en prisión

El artista cubano Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio, solicitó tratamiento psicológico a las autoridades del Centro de Instrucción de la Seguridad del Estado Villa Marista, según informó en redes su pareja la poeta y activista Katherine Bisquet.
Hamlet Lavastida, artista cubano. Foto tomada de Facebook
 

Reproduce este artículo

El artista cubano Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio de este año, solicitó tratamiento psicológico a las autoridades del Centro de Instrucción de la Seguridad del Estado Villa Marista, según informó en redes su pareja la poeta y activista Katherine Bisquet.

“Acabo de hablar con la madre de Hamlet Lavastida que recién había recibido una llamada de su hijo. Hamlet está solicitando tratamiento psicológico. No se encuentra bien, dice estar bajo mucho estrés. Días atrás Hamlet le había pedido a su madre que le enviase calmantes para las crisis de migrañas”, aseguró en un post Bisquet, quien lleva más de un mes recluida con prohibición de salir de su vivienda.

Este 25 de agosto Lavastida cumple 60 días de prisión. El régimen cubano le acusa de un supuesto delito de “instigación a delinquir”.

Bisquet señaló que el Estado cubano es el responsable de cualquier afectación a la salud física y mental de Lavastida y exigió su liberación.

Sobre la investigación contra su pareja dijo “Hamlet es totalmente inocente. Hamlet apenas ha pisado suelo cubano. Lo que está ocurriendo con él es una total aberración puesta en curso por este gobierno demencial y paranoico que apenas le importa las vidas de los cubanos cuando se trata de conservar su poder y limpiar su imagen ante el mundo”.

Hamlet Lavastida, el régimen contra el artista 

Hamlet Lavastida llegó el 20 de junio anterior a la isla, desde Berlín, donde se encontraba en una residencia artística en la Kunstlerhaus Bethanien.

Permaneció seis días en un centro de aislamiento pese a estar vacunado y entonces lo condujeron a Villa Marista el 26 de junio, bajo una investigación por los supuestos delitos de 'incitación a delinquir' e 'instigación a la rebelión'.

Luego de su encarcelamiento a Lavastida se le han negado un cambio de medida cautelar y tres apelaciones.

En años anteriores formó parte del programa de residencias del Centro de Arte Contemporáneo del Castillo Ujazdowski en Varsovia, y expuso sus obras en la capital de Polonia. Antes de su reclusión, estaba en conversaciones con el museo Albertinum de Dresde, para su exposición y proyecto de investigación sobre la relación de la antigua República Democrática Alemana (este) con los países socialistas del Sur Global.

Estas tres reconocidas instituciones, entre otras fundaciones y personalidades de la cultura, encabezan una solicitud de libertad para Lavastida, publicada en la plataforma Open Petition.

Sus obras reconstruyen la vieja propaganda política y militar cubana. El artista se apropia de logotipos del Partido Comunista de Cuba (PCC), el Ministerio del Interior (MININT) o las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), denuncia el absurdo de estas marcas históricas, examina y desmitifica las herramientas de la propaganda oficial.

Además, fue parte de la Cátedra de Conducta, "un núcleo que se ha sostenido desafiante a través del letargo tropical que ha prevalecido por las últimas décadas en el arte del islote insoportable. Hamlet ha desarrollado una obra perfilada por una insistencia en la crítica política, con ironía y cierto drama", reseña el blog Habanemia.