Cineasta cubano califica de "crueldad" arresto de Hamlet Lavastida

Carlos Lechuga denunció este 9 de agosto la responsabilidad del Estado en el caso del artista Hamlet Lavastida
Lechuga-Lavastida
 

Reproduce este artículo

El cineasta cubano Carlos Lechuga denunció este 9 de agosto la responsabilidad del Estado en el caso del artista Hamlet Lavastida y lo calificó de "acto arbitrario y cruel".

El cineasta aseguró este lunes que, luego de un mes preso, Lavastida no ha podido ver a su madre y exigió su liberación inmediata. El artista "cumple años en un calabozo", agregó su colega, como ejemplo de la arbitrariedad que, a su juicio, significa su arresto.

"Regresó a su país y no lo dejaron ni ver el sol. En un acto cruel y ejemplarizante para asustar a todo aquel joven cubano que quiera volver a su tierra. El sinsentido tiene que parar. La crueldad y la arbitrariedad está acabando con su salud y la de su madre", explicó Lechuga.

Josefa Lavastida, madre del artista, envió un mensaje al gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel: "Miren sus procederes como seres humanos; todos nos equivocamos y después es muy tarde para subsanar grandes errores".

En post de Facebook, Josefa Lavastida explicó que es tecnóloga de la salud, con especialidad en Laboratorio Clínico y lleva 39 años trabajando para el Estado cubano.

"Imaginar lo duro de estos últimos dos años de trabajo de mi vida. Mi hijo por Europa estudiando Arte y el  otro con su abuela. Ahora Hamlet preso en Villa Marista desde el 26 de junio de 2021; vino a verme a su país y aun no ha podido recibir los rayos de sol de su Cuba, la nuestra, la de todos, piensen como piensen y lo expresen", agregó la madre.

"Quizás muchos jóvenes tengan una madre como yo que trabaja muchísimo para su patria; no merece tantas lágrimas, por sus hijos, por esos cargos absurdos y procesos de investigación larguísimos algunas veces no justificados". 

"Miren sus procederes como seres humanos; todos nos equivocamos y después es muy tarde para subsanar grandes errores", concluyó.

El pasado 4 de agosto, la mujer también había denunciado el arbitrario arresto de su hijo, que ya cumple más de un mes en Villa Marista, principal centro de operaciones de la Seguridad del Estado.

 

 

"¿Hasta cuándo señores? ¿Que tan malo puede hacer un grupo de artistas o un artista a su país? Por favor Magistrados, Señor Presidente, perdieron la sensibilidad humana, ¿Por qué los artistas, los jóvenes pensar distinto a ustedes es delito? ¿Qué les pasa? Ellos son el futuro ¿Por qué tanto ensañamiento, dónde está tu tolerancia  y humanismo? Todos los días me hago esa pregunta; con esto no van a matar sus ideas", expresó.

Hamlet Lavastida llegó el 20 de junio anterior a la isla, pues se encontraba en una residencia artística en la Kunstlerhaus Bethanien de Berlín, Alemania.

Permaneció seis días en un centro de aislamiento pese a estar vacunado y entonces lo condujeron a Villa Marista el 26 de junio, bajo una investigación por los supuestos delitos de 'incitación a delinquir' e 'instigación a la rebelión'.

Hace años formó parte del programa de residencias del Centro de Arte Contemporáneo del Castillo Ujazdowski en Varsovia, y expuso sus obras en la capital de Polonia. Antes de su reclusión, estaba en conversaciones con el museo Albertinum de Dresde, para su exposición y proyecto de investigación sobre la relación de la antigua República Democrática Alemana (este) con los países socialistas del Sur Global.

Estas tres reconocidas instituciones, entre otras fundaciones y personalidades de la cultura, encabezan una solicitud de libertad para Lavastida, publicada en la plataforma Open Petition.

Sus obras reconstruyen la vieja propaganda política y militar cubana. El artista se apropia de logotipos del Partido Comunista de Cuba (PCC), el Ministerio del Interior (MININT) o las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), denuncia el absurdo de estas marcas históricas, examina y desmitifica las herramientas de la propaganda oficial.

Además, fue parte de la Cátedra de Conducta, "un núcleo que se ha sostenido desafiante a través del letargo tropical que ha prevalecido por las últimas décadas en el arte del islote insoportable. Hamlet ha desarrollado una obra perfilada por una insistencia en la crítica política, con ironía y cierto drama", reseña el blog Habanemia.