Haydée Milanés “está perdida” por apoyar causa LGBTIQ, según CENESEX

* Por Victor Cárdenas

Manuel Vázquez Seijido, subdirector del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) que dirige Mariela Castro, arremetió contra la cantante Haydée Milanés por su apoyo a la marcha alternativa de la comunidad LGBTIQ cubana el pasado 11 de mayo y dijo que la intérprete y compositora apoyó esa causa porque “estaba evidentemente pérdida”.

Sería justo, por favor, no utilizar a las personas LGBTI para publicar sobre esta cantante. Podrá tener los méritos que quieran, pero el apoyo a las personas LGBTI no es uno de ellos”, escribió el funcionario público al criticar una nota de la agencia IPS sobre la presentación del más reciente disco de Haydée Milanés, Amor Deluxe.

 No recuerdo— siguió Seijido—, ni una sola vez que en alguno de sus conciertos, o sus canciones, haya exteriorizado ese apoyo; ni recuerdo en los últimos 10 años, que haya tocado la puerta de instituciones que sí trabajan estos temas para apoyar o tejer alianzas. El hecho que, evidentemente perdida, haya apoyado el mes pasado ‘algo’, no la convierte en aliada”.

El comentario de  Seijido  contra la cantante, hija del trovador Pablo Milanés, ha sido criticado fuertemente por intelectuales, artistas  y activistas de la comunidad LGBTIQ.

Es una verdadera vergüenza que usted con sus comentarios prefiera restar que sumar. ¿Quién se cree usted para sentirse con el derecho de catalogar a todos los que tienen ideas diferentes a la suya como personas “ignorantes” o “perdidas”? ¿O para decidir quién puede y quién no puede defender la causa que supuestamente usted representa?— escribió la fotógrafa Olivia Prendes.

Un pueblo, no es solo lo que usted cree que ve. Un pueblo es mucho más grande que usted y que yo, así que tenga la certeza que existen muchos millones que usted no conoce, ni mucho menos representa”; agregó la artista.

El diseñador Roberto Ramos Mori, uno de los participantes en la marcha del 11 de Mayo, expresó sobre el comentario de Seijido: “Si esa energía de desacreditar a gente la emplearas, o la hubieras empleado igual de intensa con la campaña de los fundamentalistas religiosos, quizás, otro gallo cantaría. Das pena!

 

Por su lado, la destacada gestora cultural, productora y directora música, Darsi Fernández, calificó de “torpe” la intervención del subdirector del CENESEX.

Es una pena que un funcionario confunda el apoyo a una causa con el apoyo concreto a una institución. Que es lo mismo que pretender secuestrar una causa. Soy lesbiana y conozco a Haydée la artista y la persona hace 15 años. Pudo dar fe de su sincera preocupación y colaboración activa con la causa LGBTBQI+ y con otras”, comentó.

Otros internautas recordaron que Pablo Milanés estuvo internado durante los años 60 en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), donde fueron condenados a trabajos forzados intelectuales, artistas, homosexuales y personas con posturas críticas hacia la revolución.

Precisamente el cantautor compuso la canción El pecado original como un llamado al respeto a la diferencia y a la diversidad en la sociedad cubana.

Varios de los comentarios en apoyo a Seijido optaron por desacreditar y disminuir la obra de Haydée Milanés, que ha sido altamente valorada  por la crítica cubana e internacional.

The New Yorker la calificó  como una de las cinco mejores intérpretes  de jazz en Cuba y su nuevo disco ha ocupado los primeros lugares en plataformas digitales de música como Spotify.

En Amor Deluxe la cantante grabó canciones de su padre junto a grandes figuras de la música internacional como Chico Buarque, Joaquín Sabina, Lila Downs, Fito Páez, Pancho Céspedes, Ibeyi y Julieta Venegas.

Con anterioridad ha publicado los álbumes Haydée, A la felicidad, Palabras, y Amor, entre otros.

Durante la presentación del disco a la prensa la artista adelantó que publicará el álbum en la isla con la disquera Bis Music y agradeció el apoyo de los cubanos a su carrera.

La marcha del 11 de mayo se realizó de forma alternativa en La Habana como respuesta a la cancelación de la habitual conga a favor de la diversidad sexual por parte del CENESEX “debido a la actual coyuntura que está viviendo el país”.

Un grupo de participantes en la manifestación fueron reprimidos y detenidos por agentes de la seguridad, lo que provocó el repudio de un amplio sector de la sociedad y la intelectualidad cubanas.

Sin embargo Mariela Castro aseguró que la marcha fue un “show convocado desde Miami” y “respaldado por funcionarios de la embajada estadounidense en La Habana”.

En los días posteriores a la manifestación algunos de sus participantes  fueron detenidos de forma arbitraria y estuvieron bajo vigilancia policial.