"Hay que decir NO a las tiendas en dólares": estalla cubana en redes sociales
Muchos cubanos acusaron al régimen de acaparar productos para luego sacarlos a precios astronómicos en las nuevas tiendas en divisa
 

Reproduce este artículo

Jenny Salina, una usuaria de Facebook que vive en Cuba, dio un recorrido por las nuevas tiendas en dólares abiertas por el régimen en La Habana y quedó espantada: los precios son exorbitantes.

“¡Así están los precios de las tiendas en dólares en Cuba! No entiendo cómo hay personas que viven en el extranjero y todavía andan averiguando cómo recargar las tarjetas... Señores, esto es otro de los abusos de la dictadura, paremos de seguirle el juego, hay que decir NO a las tiendas en dólares, hay que exigir que vendan esos productos en la moneda que se les paga a los cubanos”, exigió en la red social.

En las fotos que compartió, pueden verse algunos de los causantes de su indignación: una pierna de jamón serrano a 224 dólares, paquetes con frutas y verduras cuyo precio oscila entre los dos y tres dólares, el kilogramo de queso gouda a ocho dólares; dos dólares cuesta el litro de leche entera, ocho, el de desinfectante de baño…

Los comentarios no se hicieron esperar. “No es fácil, el pueblo muriéndose de hambre y las tiendas abarrotadas de cosas. No pagan por divisas y venden por divisas. ¿Hasta cuándo? ¡Abajo la dictadura!”, protestó Zonia González.


Las nuevas tiendas en divisas, unas 72 en todo el país, ganaron muchos críticos desde que el régimen anunciara su apertura a finales del mes pasado, luego de meses de carestía. Muchos cubanos acusaron al régimen de acaparar productos para luego sacarlos a precios astronómicos.

Morena León está entre las indignadas; el pasado 23 de julio, en la misma red social, calificó de hipócrita, vividor y desvergonzado al gobierno cubano porque su discurso no se ajusta a la realidad.

Según León, todo fue calculado para sacarle al pueblo cada dólar que tuvieron en el bolsillo, sin importar la grave crisis económica que vive el país. A su juicio, es grande la desconsideración, porque los cubanos estuvieron meses haciendo filas para comprar lo poco que había, exponiendo su salud en medio de la pandemia.

“Quiero ver cuál de los dirigentes de Cuba está pasando necesidades en medio de esta crisis. A ustedes son los primeros que hay que cambiar porque igualdad no habrá jamás. Estaban guardando todo para que en el medio de la crisis más cruda y más violenta recoger todos los dólares que puedan de la gente... es tan indignante que lo que se merecen es que el pueblo se acabe de poner los pantalones y le provoquen un paro nacional o algo peor”, declaró en Facebook.