Cubanos indignados por nueva tienda en dólares, abierta en medio del desabastecimiento
El régimen continúa inaugurando tiendas a precios prohibidos para la mayoría de los ciudadanos y muchas de ellas en dólares. Cuando se trata de ingresar MLC a las arcas estatales, no falta el champú de varias marcas, desodorante, aceite de cocina y todo tipo de productos para aseo personal y lavado de ropa
Estantes de la tienda La Gran Piedra, en Santiago de Cuba. Foto: Facebook
 

El régimen continúa inaugurando tiendas a precios prohibidos para la mayoría de los ciudadanos y muchas de ellas en dólares. Son las llamadas Tiendas MLC (Moneda Libremente Convertible), como esa en la que se convirtió el establecimiento comercial La Gran Piedra, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Si antes la moneda estadounidense estuvo penalizada en la isla “comunista”, ahora el castrismo la pide a gritos, presionado por una falta de liquidez.

Ante la apertura en esta nueva modalidad de compra en la capital oriental mediante tarjetas emitidas por el régimen, a cambio de abrir una cuenta en dólares, muchos santiagueros se han mostrado indignados, engañados y ultrajados por la reconversión de la mayor tienda de la urbe en una entidad para comerciar en MLC.

Además, a diferencia de lo que exhibía hasta hace poco a la venta, La Gran Piedra está rebosante de productos que el cubano podrá adquirir pagando altos precios en dólares “americanos”, previamente ingresados a una cuenta en bancos del régimen.

Como si sobre el edificio, ubicado en la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba, hubiesen pasado una varita mágica, en los estantes se observa mucho de lo que carecen otros comercios que venden en pesos cubanos o CUC. Cuando se trata de ingresar dólares a las arcas estatales, no falta el champú de varias marcas, desodorante, aceite de cocina y todo tipo de productos para aseo personal y lavado de ropa, entre otros.

“Es una falta de respeto al cubano, al de a pie, que somos la mayoría. Sin palabras, indignados e impotentes, así nos sentimos”, opinó Ibet Pascual Sánchez.

Ella, y otros cubanos, expresaron este lunes su desacuerdo en los comentarios a un post de la página de Facebook “El Chago”, un sitio donde se publican contenidos sobre Santiago de Cuba.

En la red social publicaron una fotografía de las estanterías llenas, hecha a través de un cristal.

“Está foto me hizo el día, basta de descaro, eso es solo comida para los revendedores, sigan así que este pueblo no creo que aguante muchas mentiras más, falta de respeto es lo que es, tienen al pueblo entretenido en pollo aquí, jabón a 3 km, detergente a 2 más, durmiendo en las calles”, afirmó Isachy Mena. Considera que “en eso se ha convertido Cuba, en un país miserable…”

Por su parte, la usuaria identificada como Aleida Amita, denuncia que es una “falta de respeto, abuso, hasta cuándo los trabajadores vamos a sufrir tanto atropello. Venta en MLC cuando el salario es mísero y en MN [moneda nacional]. No hay consideración con el pueblo, así no, el bloqueo interno es lo que nos está asfixiando”.


La agricultura, ahorcada entre la ineficiencia gubernamental y la crisis internacional a causa del coronavirus, está cuesta abajo y sin freno. Además de los alimentos, también escasean otros productos, desde detergentes hasta pasta dental. En el fondo del pozo está el pueblo, que desfallece en enormes colas para tratar de comprar cualquier suministro, porque no sabe si mañana o la semana próxima habrá en las tiendas y mercados estatales. Pero en Cuba, el gobierno sigue abriendo tiendas para la venta en divisas, en vez de fomentar a productores autóctonos e inversores cubanos.

En medio del profundo desabastecimiento que hay en Cuba, esta semana también se supo que una empresa estatal abrirá una tienda boutique en la ciudad de Ciego de Ávila.

La Empresa Comercial Caracol S.A. es una cadena de tiendas minoristas que venden en divisas y pertenecen al régimen. Fue pensada para el turismo extranjero, pero en la práctica y ante la poca variedad de mercancías en la isla, recurren a sus servicios los cubanos que pueden pagar sus altos precios.

La sucursal de Caracol en Ciego de Ávila inaugurará, próximamente, una boutique en el boulevard de urbe capital de la provincia homónima, anunció el periódico del Partido Comunista en ese territorio.

“Tendrá como novedad la venta de productos pertenecientes a la marca española Bandolli Jeans, especializada en atuendos de vestir y accesorios para mujeres y hombres”, promovió el Invasor.

Inés María de León González, subdirectora de la entidad comercial, explicó que la tienda El Pilar contará con tres puntos de venta: “uno destinado a la comercialización de los productos de Bandolli Jeans, otro a la perfumería y el restante ofertará suvenires con el sello de imagen Cuba”.