Régimen libera al joven influencer El Kende
El influencer conocido como El Kende de Cuba fue liberado por la policía del régimen, detenido desde el viernes pasado por grabar un video en la azotea de su casa, acusado de delito de “propagación de epidemia”
El Kende de Cuba en su barrio de Centro Habana. Foto: Facebook

El influencer conocido como El Kende de Cuba fue liberado por la policía del régimen, que lo retuvo desde el viernes anterior por grabar un video en la azotea de su casa, acusado de delito de “propagación de epidemia”.

En sus redes sociales el joven de 17 años, residente en el barrio habanero de Cayo Hueso, publicó un video agradeciendo las muestras de solidaridad de celebridades y seguidores, quienes estimaron excesiva la “privación de libertad” que alegaron le iban imponer en un primer momento.

La denuncia de la aprensión del influencer, quien estuvo unos tres días preso, fue respaldada por celebridades como los reguetoneros Yomil y el Dany, Chocolate MC y el trompetista y salsero Alexander Abreu. En poco tiempo se hizo viral la etiqueta #freeKende.

“He visto todo lo q han hecho por mí, créanme que sentí sus oraciones y sus buenas energías, cometí un error y es que por hacerlos un rato feliz haría lo que sea”, publicó el joven en Instagram.“Mi familia linda de todas las redes tomemos las medidas y cuidémonos que si antes los amaba hoy los amo más. Gracias a ustedes el Kende está #FREE”, aseguró al compartir un video.

 


El sábado, se refirieron al caso del joven sin mencionarlo en el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana. El medio de prensa estatal, informó que alrededor de 30 personas han sido acusadas de “propagar la epidemia” en Cuba del coronavirus este fin de semana, y todo debido a la grabación de un video que pretendían hacer en la azotea de un edificio en Centro Habana.

Luego de recibir “una denuncia de la población” en la tarde del viernes 26 de junio la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) “detectó” la reunión en la que se “violaban las medidas higiénico sanitarias dispuestas para el enfrentamiento a la COVID-19”.

Participaban en la grabación de un video en la azotea de un edificio ubicado en calle Valle, entre Espada y Hospital, en el barrio de Cayo Hueso. Durante la reunión del Consejo de Defensa de La Habana, realizada el sábado se aseguró que “el actuar de la policía fue para preservar la salud del pueblo”.

En el reporte oficial, sin ampliar en detalles, se aseguró que serán procesados ante los tribunales por el delito de propagación de epidemia, según lo estipulado en el Código Penal cubano, en su artículo 187.

Según este documento, “el que infrinja las medidas o disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y control de las enfermedades trasmisibles (…), incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año”. Si considerasen que “maliciosamente” el joven propagó o facilitó el avance de “una enfermedad”, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años.


En la cuenta de Instagram del muchacho informaron que “se encontraba haciendo un video cómico en la azotea de su edificio (…) y en ese lugar se aglomeraron cierta cantidad de personas motivo por el cual llamaron a las autoridades y en la unidad de policía determinaron la sanción de 500$ de fianza”.

Según esta fuente, luego de pagar “los mandaron para su casa a él y su amigo Leo”, pero más tarde “volvieron a detenerlos alegando que las medidas eran muy suaves”.

Los jóvenes están “a disposición de la justicia para aplicarles otra sanción que podría ser Privación de Libertad”, afirmaron en las redes sociales del influencer.

Los reguetoneros Yomil y el Dany fueron de los que más fuerte se pronunciaron para que no aplicaran medidas severas contra el cubano de 17 años, quien reside en el barrio de Cayo Hueso (Centro Habana), de donde es oriundo Roberto “Yomil” Hidalgo.

Yomil explotó en un video publicado en redes sociales, en el que afirmó sentirse “demasiado insultado con lo que está pasando, porque se está cometiendo una gran, gran injusticia ahora mismo”.

Yomil, reacio a involucrarse en política, esta vez emplazó a las autoridades: “¿No se están dando cuenta que le están jodiendo la vida, el futuro a un muchacho que no es ningún delincuente?”.