Régimen cubano agradece a Unicef donación de planta de oxígeno

La planta de oxígeno medicinal donada por Unicef al régimen funciona desde el pasado 5 de septiembre en el Hospital Militar en lugar de hacerlo en un hospital para niños.
Régimen cubano agradece a Unicef donación de planta de oxígeno. Foto tomada de Twitter
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano agradeció ayer 24 de septiembre al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) la donación de una planta de oxígeno medicinal, que funciona desde el pasado 5 de septiembre en el Hospital Militar Central Dr. Carlos J. Finlay, en Marianao, La Habana.

La planta generadora de oxígeno se instaló en una institución de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) por decisión del Grupo de trabajo temporal del Gobierno para enfrentar la COVID-19, según aclaró el oficialista diario Granma.

La viceministra primera del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera agradeció a Brandão Có, representante del organismo internacional en Cuba por el gesto, en un momento en que la isla atraviesa una compleja crisis sanitaria.

“Entre las novedades de este equipo se destaca que produce el oxígeno por un sistema de absorción por presión y es capaz de rellenar los cilindros con este gas para distintas áreas que no están abastecidas”, señaló el medio de prensa.

La planta posee una capacidad de 50 metros cúbicos por hora y la pureza del oxígeno es del 98 por ciento. Entre las bondades del equipo destaca que puede funcionar con la electricidad originada por un grupo electrógeno.

Unicef apoya al régimen en medio de crisis sanitaria

El pasado 5 de septiembre la Unicef informaba en sus redes sociales la instalación de la planta de oxígeno medicinal

En un tuit la agencia de Naciones Unidas agradeció a las instituciones implicadas en la adquisición, transporte e instalación de la planta. 

Estuvieron involucrados en todo el proceso la agencia Cubana de Aviación, la empresa de paquetería Aerovaradero, Copextel, la Empresa de Automatización Integral (CEDAI) y la Empresa Central de Equipos.

Tres plantas de oxígeno fueron descargadas en la noche del 4 de septiembre; dos de ellas obtenidas por el régimen cubano y que serán instaladas en otras unidades de Salud que no se conocen hasta la fecha.

A inicios de septiembre el presidente designado Miguel Díaz-Canel Bermúdez afirmó que la planta de oxígeno medicinal OxiCuba S.A. fue reparada. La escasez de oxígeno medicinal ha sido la causa de varias muertes en las últimas semanas en Cuba.

El mandatario dijo que así las tensiones en el sistema sanitario cubano se aliviarían. La alta demanda de oxigenoterapia en los hospitales cubanos es una realidad que la dictadura no ha podido ocultar.

“OxiCuba S.A. cumplió. En la madrugada de este sábado, se ha concluido exitosamente la reparación de la planta de oxígeno medicinal, asumida por técnicos cubanos y extranjeros. Se aliviarán las tensiones hospitalarias. Esto es #CubaPorLaVida”, escribió en Twitter Díaz-Canel.

Con anterioridad varios países han enviado concentradores de oxígeno a Cuba con el fin de ayudar al régimen a superar la crisis sanitaria que enfrenta. China, como nación aliada del castrismo, donó 150 concentradores de oxígeno para uso médico el agosto.

También a Cienfuegos llegaron concentradores de oxígeno procedentes de México. La situación epidemiológica en ese territorio es compleja con más de mil casos diarios en las últimas jornadas.

El pasado 15 de agosto el ministro de Salud Pública cubano, Jorge Ángel Portal reconoció las limitaciones que presentaba el país para atender a los pacientes infectados con COVID-19.