Régimen cubano culpa a EEUU de escasez de oxígeno medicinal

El oficialismo cubano culpó en un reportaje reciente al embargo estadounidense de la carencia de oxígeno medicinal en la isla, donde persisten los reportes de ciudadanos que lo necesitan para superar el coronavirus.
Empresa Gases, Cuba
 

Reproduce este artículo

El oficialismo cubano culpó en un reportaje reciente al embargo estadounidense de la carencia de oxígeno medicinal en la isla, donde persisten los reportes de ciudadanos que lo necesitan para superar el coronavirus.

Según el vídeo la empresa Gases, productora de gases industriales y medicinales, ha visto su desarrollo afectado por las limitaciones del embargo. 

“Los tanques criogénicos, que fueron importados para gases industriales desde Turquía, durante la travesía se detectó por parte de las autoridades que eran propiedad de Estados Unidos. Tuvieron que hacer una escala en España para cambiar los contenedores porque esto propiciaría una sanción a la naviera que los transportaba”, dijo Rodolfo López Padrón, director general de Quimimpex.

A su vez, Yamilet Fuentes Pardiñas, directora general de Gases Industriales afirmó que “Si no tuviéramos bloqueo, primero estaríamos logrando un incremento de las capacidades de almacenamiento de oxígeno superiores a las actuales y lograríamos una eficiencia superior en nuestras plantas de oxígeno, fundamentalmente en Santiago de Cuba”.

En medio de la crisis sanitaria que vive Cuba, el gobierno chino donó 150 concentradores de oxígeno para uso médico. 

Ma Hui, embajador de la República Popular China en Cuba, difundió en su cuenta de Twitter la noticia.

“150 concentradores de oxígeno donados por #China en su camino para #Cuba. China comparte el respiro y lucha junto con el pueblo cubano vs COVID-19”, escribió el diplomático en un tuit.

También a Cienfuegos llegaron concentradores de oxígeno procedentes de México. La situación epidemiológica en ese territorio es compleja con más de mil casos diarios en las últimas jornadas.

La alta demanda de oxigenoterapia en los hospitales cubanos es una realidad que la dictadura no ha podido ocultar.

Desde inicios de agosto médicos que laboraban en la Zona Roja pidieron ayuda al respecto; pero el gobierno nos los escuchó.

Por su lado, al mandatario cubano Miguel Díaz-Canel se vio obligado a aceptar el 12 de agosto la escasez de oxígeno en una reunión de alto nivel, así como la de medicamentos.

El pasado 15 de agosto el ministro de Salud Pública cubano, Jorge Ángel Portal reconocía las limitaciones que presentaba el país para atender a los pacientes infectados con COVID-19.

Cuba “ha presentado limitaciones con la cobertura de oxígeno para la atención a los pacientes de Covid-19 aseguró el funcionario.

La carencia del preciado gas se debe, agregó Portal, a una avería en la única planta productora de este insumo médico en el país, ubicada en La Habana.

Ante este déficit, se han puesto en función de la producción de oxígeno diversas industrias nacionales, organismos e instituciones, con capacidad de hacerlo. También países hermanos han donado pequeñas plantas que ayudan a palear el déficit”, expresó el ministro.

El Estado cubano habilitó un Centro de Dirección encargada de velar de manera centralizada por la producción, recepción y distribución del gas de acuerdo a las necesidades. 
En los últimos días los reportes del Ministerio de Salud Pública registran hasta 9000 casos diarios y más de 90 muertes, mientras en las redes sociales circulan imágenes de hospitales sobresaturados en las regiones más afectadas.