“El que no tenga dengue no está a la moda”: denuncian acumulación de basura en Holguín
Un padre preocupado por la salud de su hijo se comunicó con ADN CUBA para denunciar la situación de un microvertedero desbordado de basura, frente al círculo infantil donde cuidan a su niño en Holguín
Denuncian acumulación de basura en Holguín. /Foto: Cortesía.

 

El problema de la basura no es algo nuevo en Cuba, pero en el último mes se ha visto agravado a raíz de la crisis de desabastecimiento de petróleo por la que atraviesa el país.

Un padre de familia residente en el reparto holguinero Alex Urquiola se comunicó con ADN CUBA para denunciar que a unos metros del Ismaelillo—  círculo infantil al que asiste su niño—, se acumula la basura desde que el pasado 11 de septiembre Díaz-Canel anunciara lo que desde entonces ha sido llamado por el oficialismo “situación coyuntural”.

Este padre prefirió el anonimato por temor a que las autoridades de la provincia puedan tomar alguna represalia contra él o su hijo: “Mejor no pongas mi nombre, porque puedo perder el círculo del niño, y yo lo único que quiero es que recojan la basura, que también afecta a los vecinos”.

El microvertedero que denuncia este padre está a pocos metros de la institución educacional a la que asiste su hijo, y según nos cuenta, siempre que sopla el aire, algo que ha estado ocurriendo mucho en estos días, la peste de la basura se cuela hasta el último rincón del recinto educativo.

 

 

La basura se acumula por falta de combustible para mover los camiones. Ante la magnitud del problema ya deberían ir pensando en recogerla con tracción animal como pasaba en muchos lugares del país en los años 90 del pasado siglo. La opción, sin embargo, ya fue planteada a las autoridades, solo que, como nos cuenta este padre, el gobierno provincial le da prioridad a las calles principales de la ciudad y algunos otros lugares que gozan de atención preferencial.

Yo de verdad que no sé cómo sacan las cuentas esta gente, pero un círculo infantil y sus alrededores deberían estar dentro de los lugares priorizados. En ese lugar la basura crece y crece, y con la basura llegan las cucarachas, los ratones y los mosquitos, y los mosquitos contagian el dengue y nadie está para eso”.

Su preocupación tiene sólidos fundamentos. Durante las últimas semanas ha estado lloviendo en esa zona del país, y el agua se acumula y da como resultado que prolifere el Aedes Aegypti, agente transmisor de peligrosas enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya, haciendo que se agrave la situación epidemiológica ya existente en esa ciudad.

Hay dengue en todos los lados. Ya eso es algo común. Aquí el que no tenga dengue no está a la moda. Si para un adulto el dengue es terrible, imagínate para un niño…”.

 

 

El pasado día 3 de agosto trascendió la noticia del fallecimiento de una niña de 5 años por complicaciones relacionas a un cuadro de dengue, hecho lamentable que ocurrió en el policlínico Carlos J. Finlay, del municipio Songo-La Maya, en la oriental provincia de Santiago de Cuba.

Ana América Rodríguez Anaya se llamaba la menor fallecida. “La madre llevó a la niña al policlínico porque tenía fiebre alta, vómitos y diarreas. Allí la diagnosticaron con sospecha de dengue y la ingresaron, pero la mujer la sacó y se la llevó a casa, sin el consentimiento de los médicos”, dijo a al sitio de noticias Cubanet una fuente que prefirió mantenerse en el anonimato.

Después de unos días, la pequeña empeoró y la mamá la llevó al policlínico otra vez, pero ya era demasiado tarde”, agregó la fuente. Un médico de la comunidad dijo que la segunda vez que la menor fue ingresada presentaba un cuadro de salud “bastante severo”, con  síntomas clásicas del dengue hemorrágico que “terminaron en la rápida muerte de la niña”.