Niña de 5 años muere de dengue en municipio santiaguero de Songo La Maya

El pasado jueves varios de los pobladores de La Maya, municipio cubano de Santiago de Cuba, se enteraron de una triste noticia. La pequeña de 5 años de edad Ana América Rodríguez Anaya, había fallecido producto a una complicación por dengue, en el policlínico Carlos J. Finlay, único en la zona.

La niña murió tras haberse contagiado días antes con la enfermedad. “La madre llevó a la niña al policlínico porque tenía fiebre alta, vómitos y diarreas. Allí la diagnosticaron con sospecha de dengue y la ingresaron, pero la mujer la sacó y se la llevó a casa, sin el consentimiento de los médicos”, comentó a CubaNet una fuente cercana al caso que decidió mantenerse en el anonimato. “Después de unos días, la pequeña empeoró y la mamá la llevó al policlínico otra vez, pero ya era demasiado tarde”.

Según informa este medio, el doctor y vecino de la comunidad, Roberto Serrano Delis, expresó al respecto “El cuadro que presentó la menor la segunda vez que fue llevada al centro de salud era bastante severo, tenía el abdomen distendido y sangrados por la boca, nariz y oídos, continuaban las fiebres agudas y demás sintomatologías clásicas de un dengue hemorrágico. Las manifestaciones eran muy claras y terminaron en la rápida muerte de la niña”, añadió.

Por su parte el municipio Songo la Maya se encuentra actualmente en una situación calificada como crítica por la cantidad de casos reportados a diario. “Esto se debe en gran medida a las deficientes condiciones higiénico-sanitarias en el poblado. Tampoco hay efectividad con la fumigación, debido a que sólo priorizan la casa del afectado y obvian las otras viviendas aledañas, donde las personas también tienen alto riesgo de resultar contagiadas. Incluso ha habido casos donde no fumigan ni siquiera la casa del enfermo, según dicen, debido a la escasez de combustible”, dijo el doctor.

Ante el considerable aumento de la cantidad de enfermos en el municipio, las autoridades de Salud Pública se vieron obligados a improvisar un centro de ingresos en la Villa Deportiva de La Maya ante la falta de espacio en las pocas áreas de salud disponibles. De igual forma en esta última semana se adaptó el Palacio de los Pioneros con el mismo objetivo, sin embargo ambos inmuebles se encuentran abarrotados