Carlos Manuel Álvarez: ¿Qué hacen los esbirros y doctores con Luis Manuel?

El periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez denunció que el artista disidente Luis Manuel Otero, coordinador principal del Movimiento San Isidro, continúa internado e incomunicado, desde que fuerzas del régimen lo sacaran de su vivienda para frenar su huelga de hambre y sed
 

Reproduce este artículo

El periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez denunció que el artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara, coordinador principal del Movimiento San Isidro (MSI), continúa internado e incomunicado, desde que fuerzas del régimen lo sacaran el 2 de mayo de su vivienda para frenar su huelga de hambre y sed.

“Amigos del mundo, Luis Manuel Otero —artista, negro, pobre— lleva trece días retenido o secuestrado por la stasi [policía política] cubana, en contubernio con el Ministerio de Salud Pública, en el hospital Calixto García de La Habana”, denunció el reconocido periodista, director del medio independiente El Estornudo.

Álvarez añadió que “las circunstancias que lo rodean son muy oscuras, la información que sale de esos pabellones hoy militarizados es casi nula, difusa y, en suma, mete miedo. Nadie sabe qué puede estar experimentando ese personal siniestro, mezcla de esbirros y doctores, con el cuerpo de Luis Manuel”.

“Quizá intentan desactivarlo para ver en qué consiste el mecanismo de la libertad, la ingeniería de la resistencia. Pero eso no se averigua en un hospital, se averigua en la calle”.

El periodista, quien durante la anterior huelga de Luis Manuel Otero se acuarteló con él y otros en la sede del MSI denunció que “en Cuba hay un régimen despótico que si matizas, justificas o perdonas, ayudas a perpetuar”.

“Y no hay justicia para uno si no hay justicia para todos, y no hay justicia para todos si no hay justicia para uno”, terminó su publicación en Facebook Carlos Manuel Álvarez.

 

Dos semanas de manipulación y arbitrariedad

El artista contestatario se encuentra en el Hospital Universitario “General Calixto García”, en La Habana. Allí está prácticamente secuestrado, para impedir que mediante la protesta pacífica reclame por el robo y destrucción de sus obras de arte, durante un allanamiento policial el 16 de abril.

Aunque los medios controlados por el régimen niegan que Otero haya realizado esta protesta pacífica, o que esté detenido, la policía política mantiene incomunicado a Otero y no permite que sus compañeros del MSI o la prensa independiente accedan a él. También mantienen un cerco sobre el centro de salud, así como alrededor la sede del movimiento en la vivienda de Damas 955, en el barrio pobre de San Isidro.

La organización no gubernamental Cubalex, que ofrece asesoramiento jurídico, se pronunció sobre varias cuestiones que contradicen la narrativa del régimen durante las últimas semanas.

El oficialismo rechaza la huelga del opositor y mediante un tribunal dejó sin efecto el Habeas corpus presentado por Cubalex, diciendo que no está preso arbitrariamente, pero al mismo tiempo lo mantienen recluido en el hospital: “Si Luis Manuel Otero está internado bajo su voluntad y como un paciente común, como justifica el Tribunal, ¿por qué el líder de MSI no tiene acceso a su teléfono?, ¿por qué cada persona que ha intentado verlo ha terminado multada o detenida?, ¿por qué tales medidas solo son aplicadas a él y a sus visitantes, y no ocurre igual con los otros pacientes?”

“¿Qué está sucediendo con Luis Manuel Otero? ¿Es un paciente, como afirman las autoridades sanitarias subordinadas a la Seguridad del Estado, o es un preso político?”, concluyó Cubalex.