Polonia pide libertad de Hamlet Lavastida y fin de represión en Cuba

Polonia se pronunció a favor de la liberación del artista cubano Hamlet Lavastida, preso en La Habana por órdenes de la Seguridad del Estado. También pidió al régimen castrista que cese la represión
Hamlet Lavastida, artista cubano
 

Reproduce este artículo

La República de Polonia se pronunció a favor de la liberación del artista cubano Hamlet Lavastida, preso desde hace casi un mes en La Habana por órdenes de la Seguridad del Estado.

Además, el país europeo pidió al régimen castrista que cese la represión contra los manifestantes del 11 de julio y días posteriores.

El Subsecretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores polaco, Marcin Przydacz, se reunió con el embajador del régimen Jorge Martí Martínez. Además de repasar las comerciales entre ambos países, Przydacz expresó al diplomático castrista "su profunda preocupación por los recientes acontecimientos sobre los que pidió el fin de la represión y establecer el diálogo", según informó en Twitter la Cancillería.

Por su parte, la Embajada de la República de Polonia en La Habana se sumó a la campaña por Hamlet Lavastida, padre de un ciudadano polaco que exige la libertad del artista visual.

La delegación diplomática compartió en Twitter una imagen del pequeño, tomada y difundida por su madre Aga Grątkiewicz. El niño sostiene un cartel con la siguiente declaración: “Soy Leo, tengo siete años. Vivo en Polonia. Mi papá, Hamlet Lavastida es un preso político En Cuba. ¡Devuélveme a mi papá! ¡Te espero papi!”

"¿Es necesario decir algo más?", expresó al embajada polaca en un tuit.

El reconocido creador Hamlet Lavastida está encarcelado desde el 26 de junio en la sede principal de la Seguridad del Estado castrista, acusado de “instigación a delinquir” e “incitar a la rebelión”, por una idea de acción artística que nunca se realizó (marcar billetes con logos de los movimientos contestatarios MSI y 27N), y sobre la que tuvo conocimiento la policía política tras violar comunicación privada.

 

El régimen cubano contra las familias

La escritora cubana Katherine Bisquet, pareja actual de Lavastida, compartió en su Facebook la fotografía del hijo del artista pidiendo por su padre, y expresó hace unos días: “Ya yo no duermo. Ya muchos de nosotros estamos rotos. Tal vez muchos de ustedes puedan salir de sus casas, tomarse un café, ir a visitar a un amigo, hacer una vida. Yo y otras mujeres llevamos 28 días sitiadas por la policía política. Hamlet lleva 24 días preso en Villa Marista bajo un proceso de investigación absurdo por un cargo que no es ni el cargo real que se le imputa”.

Añadió que “lanzan acusaciones de que Aga Grątkiewicz, la madre del hijo de Hamlet, es agente de la inteligencia polaca. Como si nacer en el Bloque del Este ya te acuñase el logo de la resistencia, cualquier resistencia, que venciera esos regímenes socialistas. Creen que Hamlet viene con instrucciones para deshabilitar el gobierno y acabar con el comunismo en Cuba”.

“A Hamlet le están jodiendo su vida por una paranoia estúpida. A mí me están jodiendo mi vida con otro tipo de prisión y con las prisiones de la gente que amo”, denunció Bisquet en Facebook.

Dijo que ella quería “hacer una vida” con Hamlet, quien viajó a la isla pensando en regresar pronto con su niño, planes malogrados por la represión.

En Polonia, el eurodiputado Bartosz Arlukowicz se solidarizó con el artista cubano, señalando al presidente Andrzej Duda y al ministro de exteriores Zbigniew Rau para que se pronuncien al respecto.

“Lavastida es un artista detenido por el sistema cubano. Hamlet lucha contra el régimen siguiendo el ejemplo de Solidaridad polaca. Hamlet tiene un hijo de 7 años en Polonia”, expresó Arlukowicz en Twitter.

Antes de regresar a Cuba el pasado 20 de junio, Lavastida completó una beca del programa de estudios de Künstlerhaus Bethanien Berlín (Alemania). Hace unos años formó parte del programa de residencias del Centro de Arte Contemporáneo del Castillo Ujazdowski en Varsovia, y expuso sus obras en la capital de Polonia. Antes de su reclusión, estaba en conversaciones con el museo Albertinum de Dresde, para su exposición y proyecto de investigación sobre la relación de la antigua República Democrática Alemana (este) con los países socialistas del Sur Global.

Estas tres reconocidas instituciones, entre otras fundaciones y personalidades de la cultura, encabezan una solicitud de libertad para Lavastida, publicada en la plataforma Open Petition.