Lanzan tres peticiones por liberación de Hamlet Lavastida

Relevantes artistas e intelectuales de Cuba y el mundo, instituciones internacionales de la cultura y ciudadanos de la isla solidarios, lanzaron tres peticiones de libertad inmediata para el artista visual Hamlet Lavastida
Hamlet Lavastida, artista cubano preso
 

Reproduce este artículo

Relevantes artistas e intelectuales de Cuba y el mundo, instituciones internacionales de la cultura y ciudadanos de la isla solidarios, lanzaron tres peticiones de libertad inmediata para el artista visual Hamlet Lavastida, encarcelado desde el 26 de junio en la sede principal de la Seguridad del Estado castrista, por sus críticas al gobierno de La Habana.

El reconocido creador Hamlet Lavastida, antes de regresar a Cuba el pasado 20 de junio, completó una beca del programa de estudios de Künstlerhaus Bethanien Berlín (Alemania). Hace unos años formó parte del programa de residencias del Centro de Arte Contemporáneo del Castillo Ujazdowski en Varsovia, y expuso sus obras en la capital de Polonia. Antes de su reclusión, estaba en conversaciones con el museo Albertinum de Dresde, para su exposición y proyecto de investigación sobre la relación de la antigua República Democrática Alemana (este) con los países socialistas del Sur Global. Estas tres reconocidas instituciones, entre otras, encabezan una solicitud de libertad para Lavastida, publicada en la plataforma Open Petition y que hasta el momento de redactar esta nota alcanzaba los 112 firmantes.

“Es un artista-activista político inteligente, provocador y que empuja los límites y que destaca el espíritu claramente cubano de resistencia cultural y un arte para y por el pueblo”, se lee en el documento.

“Expresamos nuestra profunda preocupación al enterarnos de que las autoridades cubanas lo retienen sin contacto con su familia y la comunidad artística de Cuba y de todo el mundo”.

Denuncian que a Lavastida lo mantienen en Villa Marista, unidad de la policía política cubana, “un lugar aislado para someterse a 'investigaciones', un eco profundamente preocupante e inquietante, especialmente para nosotros en lugares donde esto les había sucedido a demasiados artistas críticos antes”.

Añaden que Hamlet Lavastida “cree en el papel del arte para un país que es inclusivo, democrático, soberano, próspero, equitativo y transnacional, como se afirma en el manifiesto del movimiento 27N”, al que pertenece.

 

El 27N fija posición a favor de Lavastida

A su vez, el grupo contestatario 27N un pronunciamiento al que se pueden adherir con firmas quienes estén identificados con sus postulados. Se titula “Intelectuales con palabras”, parafraseando el título de una obra de Lavastida inspirada en el discurso de Fidel Castro que definió la política de censura y persecución del pensamiento crítico bajo el régimen.

“En 2009, el artista Hamlet Lavastida creó una obra que tituló 'Intelectuales sin palabras' como comentario a las condiciones en que los cubanos se han visto obligados a crear durante seis décadas. Somos artistas e intelectuales que hemos decidido hablar como uno solo. Estas son nuestras palabras”, explicó el 27N.

En la petición se codena “la criminalización por parte del gobierno cubano de Hamlet Lavastida, un ciudadano cubano y artista que no ha hecho nada más que ejercer su derecho constitucional a expresar sus ideas y participar en protestas cívicas no violentas”.

“(…) entendemos que la criminalización de sus pensamientos, conversaciones privadas y arte constituye un ataque a todos los artistas y ciudadanos de conciencia cubanos”.

Explican que “está recluido en la Unidad de Instrucción de la Seguridad del Estado Villa Marista bajo investigación por supuesta 'instigación a delinquir'. Se le acusa de haber 'incitado y convocado a la realización de acciones de desobediencia civil en la vía pública, utilizando las redes sociales y la influencia directa sobre otros elementos contrarrevolucionarios'. La supuesta evidencia que se utiliza en su contra proviene de una sugerencia que hizo en un grupo de chat privado para que los billetes cubanos fueran marcados como gesto de arte público”.

El 27N y quienes secundan su pronunciamiento añaden: “Nos indigna la violación de la privacidad de los ciudadanos, las acusaciones injustas contra nuestro colega y (…) la idea de que un intercambio de ideas y el ejercicio de la imaginación sean calificados como un delito por el gobierno cubano. (…) Lo que ellos llaman desobediencia civil (incluida la crítica al gobierno y la organización de campañas) no es objeto de represión en una República democrática”.

El colectivo de activistas y artistas independientes llamaron a “colegas de las artes y la cultura en todo el mundo para que se unan a Hamlet Lavastida y soliciten al Ministro de Cultura, al Presidente, al Consejo de Ministros y al fiscal que revisa este caso, que retiren inmediatamente todos los cargos contra él”.

Inicialmente respaldaron el documento 140 artistas, curadores, críticos culturales, abogados, periodistas, cineastas, ciudadanos de otras profesiones, a los que se suman al momento de publicar esta nota medio centenar de nuevos firmantes en la plataforma Change.org

 

Intelectuales de relevancia internacional emplazan a Díaz-Canel

Un tercer documento fue difundido este jueves 1 de julio, dirigido por importantes artistas y ensayistas del hemisferio, al presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Manifestaron a través de la plataforma Change.org “preocupación por la detención y acusaciones a que ha sometido el artista Hamlet Lavastida, a su arribo a la isla de Cuba (…). Además de ser un artista contemporáneo reconocido alrededor del mundo, nos inquieta profundamente la posibilidad de que Hamlet Lavastida esté sufriendo proceso y hostigamiento como parte de una escalada innecesaria en las tensiones que existen a la fecha entre el gobierno que usted preside, y los circuitos artísticos e intelectuales de la isla”.

“Liberar y respetar los derechos humanos de Hamlet Lavastida sería un signo de buena voluntad y distensión tanto necesita el proceso actual de Cuba”, añaden.

Entre los firmantes están los artistas Francis Alÿs (Bélgica-México), José Bedia (Cuba-Estados Unidos), Doris Salcedo (Colombia), Marcelo Expósito (España), Coco Fusco (Cuba-Estados Unidos), y Teresa Margolles (México-España); los historiadores, curadores y críticos de arte Gustavo Buntinx (Perú), Cuauhtémoc Medina (México), Ivo Mesquita (Brasil), Gerardo Mosquera (Cuba-España); el historiador y ensayista cubano Rafael Rojas, exiliado en México; así como los profesores Néstor García Canclini (Argentina-México), Andrea Giunta (Argentina).