PEN América: "El Decreto 35 es una amenaza a la libertad de expresión"

La organización PEN América considera que el Decreto Ley 35 aprobado en Cuba "es una amenaza cada vez mayor a la libertad de expresión"
La organización Pen América considera que el Decreto Ley 35 aprobado en Cuba "es una amenaza cada vez mayor a la libertad de expresión"
 

Reproduce este artículo

La organización internacional PEN América aseguró en un comunicado que el Decreto Ley 35, impuesto por el régimen cubano para controlar más el internet, "es una amenaza cada vez mayor a la libertad de expresión".

Según la nota oficial de esta organización, tanto el Decreto Ley 35 como la Resolución 105 incluyen nuevas prohibiciones penales sobre la publicación de información en línea que sea crítica con el gobierno de La Habana.

PEN América y PEN International advirtieron que estas nuevas regulaciones profundizarán la represión del gobierno contra las voces disidentes activas en redes sociales y deben entenderse en el contexto de la continua censura y criminalización de la libertad de expresión en la Isla.

"La respuesta del gobierno cubano a sus artistas, periodistas y ciudadanos frente a las protestas ha sido una creciente represión. Estas regulaciones amenazan con enterrar aún más la libertad artística y creativa en Cuba, dando a las autoridades nuevas herramientas para silenciar el discurso crítico en espacios virtuales", expresó Julie Trebault, directora del programa Conexión de Artistas en Riesgo de PEN América .

"Todo esto ocurre mientras las autoridades cubanas continúan con su constante hostigamiento, amenazas y detenciones arbitrarias contra artistas y periodistas que han alzado la voz en el pleno ejercicio de sus derechos humanos", agregó Trebault.

 

 

La directora ejecutiva de PEN International Romana Cacchioli condenó "las acciones del gobierno de Miguel Díaz-Canel contra las voces críticas. Estas nuevas regulaciones parecen haber sido desarrolladas en respuesta directa a las protestas pacíficas que han surgido en Cuba en los últimos meses. A medida que la gente en Cuba da voz a sus preocupaciones, es revelador que la respuesta del gobierno parezca estar centrada en cómo silenciar más eficazmente esta expresión".

De acuerdo con Cacchioli "los artistas y escritores cubanos han dado ejemplo de valentía al enfrentarse a un gobierno represivo que no garantiza el pleno ejercicio de los derechos humanos de sus ciudadanos. El arte, la literatura y el periodismo seguirán siendo una moneda común entre las personas a pesar de la agitación política o internacional".

Decreto Ley 35: un mayor control del espacio virtual en Cuba

El pasado 17 de agosto el régimen cubano aprobó nuevas normativas para censurar legalmente el internet en la Isla: el Decreto-Ley No. 35 de “las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y del Uso del Espectro Radioeléctrico” y la Resolución 105 “Modelo de Actuación Nacional para la respuesta a incidentes de Ciberseguridad”.

Según publicó el medio oficialista Cubadebate, la resolución ejecutará lo establecido en el Decreto 360/2019 —la ley que controla el ciberespacio nacional— que tiene "carácter preventivo y alcance a toda la sociedad".

De acuerdo con Pablo Domínguez Vázquez, director de Ciberseguridad del Ministerio de Comunicación (Mincom), "por primera vez el país contará con una norma jurídica donde se asocian incidentes de ciberseguridad y tipificaciones que superan los límites de lo tecnológico".

La nota oficial explica que serán tipificados hechos como "el eco mediático de noticias falsas, entendido como la divulgación de noticias falsas, mensajes ofensivos, difamación con impacto en el prestigio del país".

También incluyen el llamado 'ciberterrorismo', como un concepto por el cual procesar a quienes disientan del gobierno de La Habana.

El Decreto Ley 35 reitera que el Estado cubano tiene el monopolio de las telecomunicaciones y con ello, la facultad de regular, ordenar, controlar y fiscalizar los diferentes servicios y redes de telecomunicaciones/TIC; así como otorgar el derecho a su explotación.

Desde su publicación en la Gaceta oficial, la sociedad civil independiente se ha organizado en redes sociales para enfrentar el Decreto Ley 35, utilizando el hashtag #NoAlDecreto35, que se hizo viral.

Al menos una persona ya fue multada bajo esta nueva ley: el activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) Yoel Acosta Gámez el pasado 18 de agosto.