Humberto López es miembro del Comité Central del PCC

Uno de los más fieles voceros del régimen cubano, Humberto López, se convierte en miembro del Comité Central del Partido Comunista
Uno de los más fieles voceros del régimen cubano, Humberto López, se convierte en miembro del Comité Central del Partido Comunista
 

Reproduce este artículo

Uno de los más fieles voceros del régimen cubano, el abogado y periodista Humberto López Suárez, se convirtió este lunes en miembro del Comité Central del Partido Comunista (PCC).

La 'elección' se realizó en el marco del VIII Congreso del PCC, que culminó este 19 de abril.

Los medios oficialistas presentan a López Suárez como "director y conductor del programa Hacemos Cuba", cuando en realidad su labor consiste en calumniar a quienes se oponen al castrismo.

Con programas totalmente faltos de ética, el jurista ataca cada semana a la oposición de la Isla: artistas, activistas, reporteros independientes; sin pruebas, pero con muchas difamaciones.

 

 

De esta forma, el vocero integra a partir de ahora un centenar de nombres en el Comité Central del Partido Comunista, al parecer como premio a su 'fidelidad' con la cúpula.

Humberto López Suárez, originario de Matanzas, desde temprana edad se vinculó a organizaciones castristas. Según la prensa estatal, fue dirigente de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) provincial y nacional, mientras estudiaba en el IPVCE Carlos Marx.

Posteriormente estudió Derecho en la sede universitaria de Los Arabos y pasaría a la radio. Trabajó muchos años como locutor en diversos programas del oficialista Radio Rebelde.

Por su complicidad con la dictadura, en abril de 2021, la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC, por sus siglas en inglés) lo incluyó en su base de datos de "represores violentos cubanos".

En un comunicado circulado por la organización con sede en Miami, se advierte que el comunicador apoya el “asesinato de reputación” de artistas, activistas y periodistas independientes a favor de la democracia en la Isla.

"Además de la Seguridad del Estado, la policía, los Comités de Defensa de la Revolución y las turbas parapoliciales, la cadena represiva castrista se apoya en el asesinato de reputación (…) López se ha convertido en la punta de lanza de esas campañas de descrédito contra la oposición y la sociedad civil emergente", refirió el documento.