Maykel Osorbo se cose la boca: su respuesta a persecución de la Seguridad del Estado

El rapero y activista cubano Maykel Castillo, conocido como Osorbo, hizo un gesto extremo para denunciar la persecución de la Seguridad del Estado: decidió sellar sus labios y acudir así a la última citación ilegítima de la policía política del régimen
 

Reproduce este artículo

El rapero y activista cubano Maykel Castillo, conocido como Osorbo, hizo un gesto extremo para denunciar la persecución de la Seguridad del Estado: decidió sellar sus labios y acudir así a la última citación ilegítima de la policía política del régimen.

“Lo hace como protesta porque ayer recibió una citación informal, bajo ninguna jurisdicción, algo que hizo la policía violando sus propios parámetros. Y por todas las violaciones contra él que ha habido: allanamiento de su vivienda, las detenciones que lleva haciéndole la policía política hace tiempo”, explicó a ADN Cuba el activista Esteban Rodríguez, amigo de Osorbo.

Rodríguez, también colaborador de este medio, dijo que el rapero decidió ir a la citación de las 10 a.m. en la estación policial de Cuba y Chacón (Habana Vieja) con los labios cosidos. “Él se presenta de esta forma, va a oír lo que le van a decir, pero no quiere hablar nada durante los interrogatorios de la Seguridad del Estado”, declaró la fuente.


“Solo pide que lo dejen hacer lo suyo: su música y que lo respeten como artista contestatario. Es por esto que se cosió la boca”, dijo Esteban Rodríguez.

Antes de entregarle la mencionada citación, este miércoles Osorbo subió a su muro de la red social Facebook una foto trucada donde aparecen dos gordos con las caras del presidente Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero dándose un abrazo y, poco después, dos agentes aparecieron en su casa, cita en Muralla 419, Habana Vieja, para “conversar con él”.

En noviembre del 2018, el rapero también se cosió la boca mientras cumplía prisión política por su activismo contra el Decreto Ley 349 (que censura y persigue a los artistas independientes), para garantizar su huelga de hambre y evitar que la policía lo alimentara por la fuerza.

El acoso sistemático a figuras de la oposición es un método de la policía política del régimen para hacerles ver que están vigilados y tratar de minar su estabilidad psíquica. Osorbo ha sido detenido en la calle sin aviso previo ni justificación aparente en más de una ocasión. También ha recibido golpizas por parte de la policía.

El 18 de agosto, lo arrestaron luego de que expresara en redes que reclamaría la ayuda humanitaria enviada desde el exilio mediante la iniciativa Solidaridad entre Hermanos.

A inicios de este mes, estuvo detenido por casi 72 horas antes de que fuera liberado. Otros opositores y medios independientes se hicieron eco de su situación. El músico tiene una pareja y una hija; esto no ha impedido que denuncie constantemente las injusticias que comete el castrismo, por lo que la dictadura también ha apelado a separarlo de su familia.