Administración Biden denuncia represión contra Otero y activistas cubanos

La Administración Biden se pronunció condenando la represión del régimen cubano contra el artista Luis Manuel Otero Alcántara y varios activistas que este viernes protestaron en La Habana
 

Reproduce este artículo

La Administración Biden se pronunció condenando la represión del régimen cubano contra el artista Luis Manuel Otero Alcántara, en huelga de hambre y sed, y varios activistas que este viernes protestaron en La Habana porque no les permiten ver al líder del Movimiento San Isidro.

“Decenas de artistas, periodistas y activistas cubanos arrestados, vigilados o confinados en sus hogares para silenciar su apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara”, denunció el gobierno de EEUU a través del Buró de Democracia, Trabajo y Derechos Humanos, del Departamento de Estado.

En un tuit de esa entidad oficial, que a su vez fue compartido por la Embajada de EEUU en La Habana, el gobierno de Joe Biden deja claro que “Estados Unidos apoya a todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”.

 

Portesta y represión en La Habana

Activistas cubanos se plantaron este viernes en La Habana a protestar en apoyo al artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien está en huelga de hambre y sed contra el cerco al que lo tiene sometido el régimen y la destrucción de sus obras.

Los manifestantes pretendían llegar hasta la sede del Movimiento San Isidro (MSI), ubicado en la calle Damas 955 y cercada por fuerzas del régimen. Ante la resistencia de las fuerzas policiales a dejarles acceder, se sentaron e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate (Habana Vieja), soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado, mientras gritaban contra la dictadura.


Mientras permanecía en el suelo, junto a otros activistas, el reportero ciudadano Esteban Rodríguez afirmaba: "Luis Manuel tiene que vivir, tiene que vivir". En todo momento hicieron saber a las autoridades que ellos querían llegar a ver al artista convaleciente.

Sin embargo, uniformados del régimen y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil trataban de forzar a los jóvenes, y también arremetieron contra una persona que se encontraba entre la multitud e intentó sacar un cartel. Ante la violencia policial y los intentos de arrestarlos, los activistas comenzaron a corear consignas que fueron secundadas por decenas de personas que no participaban, en principio, en la manifestación.

"Patria y Vida", "Abajo la tiranía" y "Abajo la represión" fueron algunas de las frases respaldadas por transeúntes que se solidarizaron con los jóvenes, ante la represión que incluyó efectivos de tropas de élite pertenecientes al ejército.

Se llevaron arrestados y se encuentran en paradero desconocido, entre otros, a Esteban Rodríguez, la activista que se identifica como Thais Freedom Forever, así como dos personas identificadas como Nancy y Luis Ángel. La organización de derechos humanos Cubalex, precisó que también fue "detenida la activista y periodista ciudadana Mary Karla Ares" cuando reportaba la protesta en La Habana.

Cubalex también compartió imágenes de uno de los principales agentes agresores: "ha golpeado a mujeres y hombres de la oposición. Este hombre apagó un cigarro en el rostro de una Dama de Blanco. Este hombre hoy reprimió nuevamente con violencia a las personas que salieron a manifestarse en apoyo Luis Manuel Otero. Se le conoce como el agente Camilo".

La artista y activista exiliada Salomé García Bacallao, que a su vez se manifestó en España este viernes, opinó sobre los sucesos de Obispo: "la gente no impidió los arrestos, pero sí impidieron el acto de repudio. Patria y Vida se escuchó por encima de Patria o Muerte. Además fue una demostración de técnicas de resistencia pacífica, la sentada, la cadena humana. ¡¡A Luis Manuel lo queremos vivo!!"

El periodista José Raúl Gallego denunció que además de "Camilo", a quien identifican como teniente coronel, estuvo el mayor "Angelito".

 

Un artista y seis días en huelga por sus derechos

Este 30 de abril inicia Otero Alcántara el sexto día de huelga, rodeado de un cerco policial que impide la entrada de amigos, autoridades religiosas e incluso familiares.

“Mañana puedo amanecer con mucha menos fuerza. Cada día voy a tener menos cosas que hablar. Indiscutiblemente estoy débil y hablar me está costando”, contaba el 28 de abril en un audio al que tuvo acceso ADN Cuba.

Además del retiro del cerco policial en su barrio, el joven exige 500 mil dólares por los daños a las obras, durante la invasión a su domicilio el pasado 16 de abril, y una disculpa pública del gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel.

Organizaciones opositoras de la Isla se han solidarizado con él, como la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), CubaDecide, el 27N y las Damas de Blanco, entre otras.

Asimismo, organizaciones internacionales como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) también están pendientes de su estado y llaman al cese del hostigamiento por parte del régimen cubano.