Congresista de EE.UU Albio Sires apoya al MSI: “El mundo está mirando Díaz-Canel”
“(…) se encuentran bajo mucho riesgo sólo por exigir su liberación. El régimen debe liberar a Denis y dejar de hostigar a los manifestantes. El mundo te está mirando Miguel Díaz-Canel”, afirmó el congresista cubanoamericano Albio Sires
Congresista de EE.UU Albio Sires apoya al MSI: “El mundo está mirando Díaz-Canel”
 

Reproduce este artículo

El congresista cubanoamericano, Albio Sires, representante de New Jersey en la Cámara de Representantes en Washington, D.C., publicó en su cuenta oficial en Twitter que se solidariza con el preso político Denis Solís y miembros del Movimiento San Isidro, que actualmente realizan una huelga de hambre y sed, exigiendo la liberación del joven músico contestatario arrestado y condenado arbitrariamente, el cese de las injusticias económicas y el atropello a los derechos humanos en Cuba.

“(…)  se encuentran bajo mucho riesgo sólo por exigir su liberación en Cuba. El régimen debe liberar a Denis y dejar de hostigar a los manifestantes”, expresó Sires.

“El mundo te está mirando Miguel Díaz-Canel”, afirmó el congresista, nacido en la ciudad cubana de Bejucal, y quien emigró del país con su familia en enero de 1962.

En tanto, Frank Calzón, activista de derechos humanos, politólogo, ex director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, y representante de Freedom House, le agradeció al demócrata Albio Sires por su pronunciamiento y  añadió:

“Este es el momento de urgir a Joe Biden que le pida a Raúl Castro que liberen a Denis y cese el acoso al Movimiento San Isidro”, y etiquetó a varias agencias de prensa y organizaciones internacionales.

 

El senador republicano Marco Rubio también denunció el encarcelamiento del opositor cubano Denis Solís, encarcelado por el régimen cubano y sobre el que pesan varios cargos calificados de injustos por activistas opositores.

“El rapero Denis Solís González, miembro del Movimiento San Isidro (MSI), sigue detenido arbitrariamente en #Cuba por ‘desacato’. El advocar por una Cuba Libre es considerado un crimen”, declaró el político de la Florida en Twitter.

Por su parte, el Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE.UU., Michael Kozak, abogó por la liberación del activista y músico contestatario, cuyo amañado proceso judicial –que incluyó su desaparición forzada–, ha provocado una protesta pacífica de sus compañeros del Movimiento San Isidro.

“Denis Solís rapeó por una Cuba libre y el régimen de Castro lo condenó a 8 meses de prisión”, denunció Kozak en un tuit.

Además, añadió: “En este momento, la policía está acosando, incluido el uso de un agente químico, a los reunidos pacíficamente para #FreeDenis. El régimen debe poner fin a este absoluto desprecio por los derechos humanos”.

Timothy Zuñiga-Brown, Encargado de Negocios de EE.UU en La Habana, se comunicó vía telefónica con los activistas atrincherados en San Isidro desde hace seis días.

Según publicó la Embajada en redes sociales, el diplomático escuchó el llamado del movimiento de artistas, reporteros y activistas por la justicia económica y los derechos humanos.

"El mundo está mirando, la comunidad internacional reconoce su protesta pacífica", les expresó Zuñiga-Brown ayer viernes 20 de noviembre.

También lo acompañó en la llamada la ex prisionera política, Martha Beatriz Roque.

La poeta Katherine Bisquet, una de las que se encuentra en el lugar, declaró a ADN Cuba que el estadounidense se ha mantenido en contacto, interesado por la situación.

El Tribunal Municipal de La Habana Vieja condenó a Denis Solís a ocho meses de privación de libertad, en un juicio celebrado el 11 de noviembre por el presunto delito de desacato.

Integrantes del MSI y de la sociedad civil fueron a exigir su liberación, pero la policía los desalojó a golpes de la estación ubicada en Cuba y Chacón, en La Habana, donde se encontraban.

Como respuesta, el MSI y otros opositores se acuartelaron hace seis días en su sede de La Habana Vieja. Hace más de 72 horas algunos se declararon en huelga de hambre y sed, otros en huelga de hambre, hasta que liberen a Solís.