Encargado de Negocios en La Habana se comunica con huelguistas de San Isidro

"El mundo está mirando, la comunidad internacional reconoce su protesta pacífica", les expresó Zuñiga-Brown este viernes
Encargado de Negocios en La Habana llama a huelguistas de San Isidro
 

Reproduce este artículo

El encargada de Negocios de EE.UU en La Habana, Timothy Zuñiga-Brown, se comunicó vía telefónica con los 14 opositores atrincherados en San Isidro desde hace tres días.

Según publicó la Embajada en redes sociales, el diplomático escuchó el llamado del movimiento de artistas, reporteros y activistas por la justicia económica y los derechos humanos.

"El mundo está mirando, la comunidad internacional reconoce su protesta pacífica", les expresó Zuñiga-Brown este viernes.

También lo acompañó en la llamada la ex prisionera política, Martha Beatriz Roque.

La poeta Katherine Bisquet, una de las que se encuentra en el lugar, declaró a ADN Cuba que el estadounidense se ha mantenido en contacto, interesado por la situación.

 

 

El grupo lleva más de 72 horas atrincherado en la sede del Movimiento San Isidro, leyendo poesía para pedir la liberación de su colega, el músico Denis Solís González.

Solís González fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.

Además, siete de ellos se encuentran en su segundo día de huelga de hambre, y algunos también de sed. 

El régimen mantiene rodeada la céntrica zona, de agentes de Seguridad del Estado y policías, que no permiten la entrada de alimentos ni demás artículos de primera necesidad.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.

También este jueves, un total de 59 estudiantes y egresados de la Universidad Iberoamericana de México alzaron sus voces para respaldar a su compañera, Anamely Ramos, asediada por el régimen cubano.