Apoyo bipartidista en EEUU: republicanos y demócratas solidarios con el Movimiento San Isidro

Como en otras agrupaciones políticas de Latinoamérica y Europa, los integrantes de los partidos Republicano y Demócrata de Estados Unidos, han coincidido pidiendo respeto a las demandas del Movimiento San Isidro
Luis Manuel Otero, líder del Movimiento San Isidro, en huelga de hambre
 

Reproduce este artículo

Como en otras agrupaciones políticas de Latinoamérica y Europa, los integrantes de los partidos Republicano y Demócrata de Estados Unidos, han coincidido pidiendo respeto a las demandas del Movimiento San Isidro (MSI), cuyos integrantes llevaron a cabo una huelga de hambre y plantón pacífico contra los abusos de la dictadura.

Donna E. Shalala, veterana política demócrata, afirmó que “durante décadas, el pueblo cubano ha anhelado la libertad de expresión mientras el régimen la ha reprimido sin piedad. Estoy con el Movimiento San Isidro y la lucha del pueblo cubano por este derecho democrático fundamental”.


La reconocida periodista cubanoamericana María Elvira Salazar, republicana que ganó el puesto del Distrito 27 de Florida en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, también llamó la atención sobre lo que sucede en la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja, donde activistas pro derechos humanos fueron “acosados, golpeados y encarcelados” por manifestarse pacíficamente contra las arbitrariedades del régimen de la isla.

El régimen de Castro continúa su asalto contra activistas pacíficos pro derechos humanos en Cuba. Estos activistas están siendo acosados, golpeados y encarcelados simplemente por expresar una diferencia de opinión. Libertad para Denis Solís. Esto es socialismo. Esto es tiranía”, escribió la política republicana en su perfil oficial de Twitter.

Con su pronunciamiento, Salazar se sumó a una larga lista de políticos y activistas internacionales que han manifestado su solidaridad y apoyo con los 14 personas que estuvieron atrincheradas más de una semana en el número 955 de la calle Damas, sede del MSI, exigiendo la liberación del rapero contestatario Denis Solís, detenido arbitrariamente y encarcelado tras un juicio sumario bajo cargos fabricados y sin garantías legales.

El senador republicano Marco Rubio fue uno de los primeros en denunciar: “El rapero Denis Solís González, miembro del Movimiento San Isidro, sigue detenido arbitrariamente en Cuba por 'desacato'. El advocar por una Cuba Libre es considerado un CRIMEN”.

El senador demócrata Bob Menéndez exigió respeto para el Movimiento San Isidro (MSI) y el cese de la represión contra sus integrantes, luego de que en la noche del jueves 26 de noviembre los órganos represivos del régimen cubano los desalojasen a la fuerza de su sede en La Habana Vieja para poner fin a la protesta pacífica que venían desempeñando.

“Anoche el régimen de Díaz-Canel allanó la sede del Movimiento San Isidro, sacó a sus miembros y tumbó las redes sociales en toda Cuba para bloquear noticias sobre su acto de represión. Urgente que el Comité Internacional de la Cruz Roja reciba acceso a estos activistas y que se respeten sus derechos ya!”, escribió el viernes pasado el político estadounidense de origen cubano en su perfil de Twitter, donde además ratificó su respaldo a la liberación del rapero aficionado y contestatario Denis Solís.