Artistas e intelectuales dirigen carta a favor del MSI al Ministerio de Cultura

“Como artistas, curadores, intelectuales y miembros del gremio artístico cubano, le estamos pidiendo al Ministerio de Cultura que dialogue con el Movimiento San Isidro a fin de encontrar una solución favorable y positiva que resuelva esta crisis sin que tengamos que lamentar una desgracia”, refiere el documento
Artistas e intelectuales dirigen carta a favor del Movimiento San Isidro al Ministerio de Cultura
 

Reproduce este artículo

Artistas, curadores, intelectuales y miembros del gremio artístico cubano han dirigido una carta pública a favor del Movimiento San Isidro al Ministerio de Cultura,  al Consejo Nacional de Artes Plásticas, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, y la Casa de las Américas. La misiva, firmada inicialmente por casi noventa personas, fue  publicada en el perfil en Facebook de Columna Cultural. 

Esta comunicación se suma a la declaración emitida por la comunidad de realizadores y críticos cubanos de cine identificada como “Cardumen”, en apoyo a los integrantes del MSI, en cuya sede se plantaron una quincena de personas, varias de ellas en huelga de hambre que rebasa los cien días, en reclamo a la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, condenado en un proceso arbitrario a 8 meses de cárcel.   

Músicos, artistas e intelectuales cubanos han expresado su solidaridad con el MSI y sus demandas. Este lunes 23  de noviembre el músico Luis Alberto Mariño Fernández, refirió en sus redes sociales que iniciará un “ayuno de alimentos, con voto de silencio y plantado frente a la Embajada de Cuba en Argentina”.

ADN Cuba reproduce íntegra la Carta:                             

A las autoridades de la cultura cubana:

Asesor del Presidente, Abel Prieto

Ministro de Cultura, Alpidio Alonso

Presidenta del Consejo Nacional de Artes Plásticas, Norma Rodríguez Derivet

 

Como artistas e intelectuales, profesionales del arte y la literatura de Cuba, hemos estado observando con creciente alarma la situación crítica que se ha creado alrededor del Movimiento San Isidro y varios de sus miembros. El origen de esta crisis se debe principalmente a los métodos de represión utilizados por los Órganos de la Seguridad del Estado para impedir una lectura de poesía en la casa del artista Luis Manuel Otero Alcántara, convocada en solidaridad al rapero Denis Solís.

En los últimos días estos métodos han escalado desde detenciones arbitrarias, cerco del perímetro de Damas 955 con el fin de cortar el acceso de las personas a esta vivienda; hasta medidas mucho más agresivas como por ejemplo impedir que se le entregara alimentos a los miembros del Movimiento San Isidro, e incluso episodios en los que comienzan a observarse actos de violencia preocupantes. Todo ello ha desencadenado una situación extrema en la que como consecuencia se ha declarado una huelga de hambre y sed en respuesta a este hostigamiento.

Independientemente de que las instituciones oficiales cubanas quieran o no reconocerlo, el Movimiento San Isidro es un proyecto comunitario de arte independiente y les consideramos un actor importante dentro de la escena cultural cubana. Entre las víctimas involucradas en esta crisis hay colegas, artistas, escritores, curadores: gente muy joven y talentosa que, a pesar de su edad, han producido un trabajo relevante para la cultura nacional. Por tanto esta es una crisis en el sector cultural, por lo que el MINCULT debería asumir su responsabilidad e intentar mediar ante el Ministerio del Interior para resolver esta situación extrema. La salud de estos jóvenes debería ser una preocupación fundamental.

Como artistas, curadores, intelectuales y miembros del gremio artístico cubano, le estamos pidiendo al Ministerio de Cultura que dialogue con el Movimiento San Isidro a fin de encontrar una solución favorable y positiva que resuelva esta crisis sin que tengamos que lamentar una desgracia. Es terrible que los talentos cubanos se malogren en estos forcejeos con las fuerzas del orden, cuando lo que el país necesita es que las instituciones se abran a la ciudadanía y se apoye por igual toda iniciativa artística producida en Cuba.

Esta demanda se suscribe al reclamo mayor de la necesidad de permitir la creación artística en libertad. El posicionamiento del Estado Cubano y el Ministerio de Cultura debería ser de tolerancia y respeto a la libertad de opinión para con los discursos divergentes; de lo contrario otras crisis de este tipo pudieran seguirse presentando con consecuencias cada vez más negativas.

La cultura no es peligrosa, no es un arma: es la expresión cimera del pensamiento.

Abogamos por una sociedad más abierta, liderada por una nueva generación de actores y funcionarios de la cultura, con una ética mucho más democrática y apegada a valores humanos universales, y menos dados a aplicar técnicas autoritarias para resolver problemas civiles.

Atentamente, los abajo firmantes:

Hamlet Lavastida

Julio Llópiz-Casal

Henry Eric Hernández

Celia González Álvarez

Kiko Faxas

Solveig Font

Lester Álvarez

Carlos A. Aguilera

Ladislao Aguado

Iván De la Nuez

Tania Bruguera

Luz Escobar

José Raúl Gallego

Reynier Leyva Novo

Camila Lobón

Cirenaica Moreira

Leandro Feal

José Manuel Mesías

Raychel Carrión

Juan Sí González

Abel González Fernández

Carlos Lechuga

Mari Claudia

Daleysi Moya Barrios

Juan Miguel Pozo

Marta María Ramírez

Liatna rodríguez López

Luis Alberto Mariño Fernández

Mario Luis Reyes

Edgar Pozo

Ricardo Acosta

Alexander Pozo

Carlos Quintela

Claudia Petricia

Osmany Suárez Rivero

Andrés Isaac Santana

Jorge Enrique Rodríguez

María Matienzo

Álvaro Álvarez

Yissel Arce Padrón

Amed Roche

Héctor Trujillo

Luis Enrique Fernández

Jesús Jank Curbelo

Liz Solange

Claudia Mare

Juliana Rabelo

María de Lourdes Fernández Mariño

Camila CR

Abisay Puentes

Claudia Genlui

Mairen Fernández Castillo

Julio Lorente

Sofía Marqués de Aguiar

María Karla Olivera

Miryorly García Prieto

Dani Eliot

Yimit Ramírez

Eloy Moreno Navarro

Alicia Hernández Moreno

Laura Hernández Moreno

Carolina Ferrer Celma

Jesús Ballosta Flores

Roberto Rodríguez Reyes

Ibrahim Hernández Oramas

Carlos Aníbal Alonso

Julio Hernández Moreno

Ana Aragón Calvo

Diego Doñate

Amparo Moreno Narro

Carolina Barrero

Hidei Hassan

Reinier Quer

Aryam Rodríguez Cabrera

Lester Dube Pita

Linet Cums Yumar

José Luis Aparicio Ferrera

Alenmichel Aguiló

Alejandro Alfonso

Osmy Moya

Alejandro Sin Barreras

Juan Manuel Tabio

Elena V. Molina

Sandra Ceballos Obaya

Rafael Díaz Casas

Alejandro Alexis García

Este lunes la filóloga cubana Camila Cabrera Rodríguez también entregó una carta en la sede de La Casa de las Américas, que preside Abel Prieto, pidiendo que la institución interceda con el fin de lograr la liberación del músico Denis Solís, integrante del Movimiento San Isidro.

Cabrera Rodríguez, quien trabajó en Casa de las Américas entre 2016 y 2019 apeló a la vocación solidaria de La Casa:

“Durante los años comprendidos entre 2016 y 2019 formé parte del colectivo de trabajo de la Casa de las Américas. Desde el departamento de Desarrollo de Colecciones de la Biblioteca Roberto Fernández Retamar desarrollé varias tareas de las que hoy me siento verdaderamente orgullosa. He expresado públicamente en varias ocasiones que admiro la vocación solidaria de esta institución con los pueblos hermanos de Latinoamérica y el Caribe, sus culturas, el arte que allí se produce y con la militancia que muchas veces los impulsa. Apelo a esta misma vocación solidaria para que desde la Casa, se inste al Ministerio de Cultura a mediar entre las autoridades a las que compete excarcelar a Denis Solís y el propio Movimiento San Isidro, en aras de lograr un desenlace lo más armonioso posible en este infortunado capítulo de la historia de la cultura y sociedad cubanas”.

En su perfil personal de Facebook la intelectual divulgó la entrega de la misiva con la esperanza de ser escuchada.