Cuba: Tiendas en dólares para los ricos y clarias para los pobres
Como Dios, que hizo llover maná del cielo para el pueblo de Israel, así el régimen multiplicará las clarias para el pueblo de Villa Clara
Empresa donde se procesan las clarias para la venta

Mientras la venta de alimentos en divisa provoca indignación entre los cubanos, debido a los altos precios y la escasez generalizada, el régimen anunció, otra vez, el aumento de la producción de clarias en Villa Clara.

Es evidente que no todos los cubanos podrán disfrutar de las nuevas tiendas, cuyos estantes llenos de comida ya se promocionan en redes sociales. Algunos se quedarán con lo de siempre: claria, picadillo de soya y croqueta conformada, lo que pueden adquirir en moneda nacional.

“En territorio de Placetas, por ejemplo, un nuevo centro de la elaboración, que se erigirá minindustria, entrará en funcionamiento a finales de esta semana, del que se espera el procesamiento de unas 17 toneladas de pescado, obtenidas mediante el convenio con productores independientes que se inician en la cría intensiva de clarias”, detalló ACN.

“La pequeña industria tiene misiones de hacer surtidos especiales de alta demanda, asequibles a la población (…), entre ellos picadillo con vegetales, croquetas, masa de croqueta, masa de chorizos, embutidos; en estos últimos innovaremos con la tripa de cerdo natural —ya convenida con la empresa cárnica— que nos ahorra la importación de la artificial, lo que nos encarecía el proceso”, acotó René Peña, director de la empresa acuícola en la provincia.

A principios de mes, el gobierno cubano anunció que ampliaría las capacidades del mayor criadero de clarias en el país, La Minerva, ubicado en Villa Clara. Al concluir este proceso debe llegar a producir 1 200 toneladas de clarias con el objetivo de sustituir las importaciones de jurel que la provincia destina para la entrega de las dietas médicas y el consumo general.

A este programa se suma un grupo de obras, entre ellas, una planta para producción de alimentos para la ceba de la claria, una fábrica de hielo, una planta de elaboración para vender en la red de pescaderías, terminación del almacén y estanques circulares, programa que una vez concluido convertiría a este centro en el mayor productor de clarias en el país.

Es conocido que a pesar de ser una isla del Caribe, Cuba casi no tienes acceso a pescados, mariscos y otros productos alimenticios del mar.  La pesca de langosta y la angula ha sido destinada únicamente para la exportación y para el turismo en Cuba, y no para el cubano de a pie, según las directrices dadas por el presidente Miguel Díaz-Canel.

CiberCuba señaló en marzo de 2019 que el consumo de pescado en Cuba ha pasado de los 16 kilos por persona como promedio al año en 1989 (antes del periodo especial) a los 4,4 kilos de 2014, según recoge el borrador de la nueva Ley de Pesca.

El Gobierno cubano, añadió, asegura que en los últimos cinco años se ha registrado una disminución del 44% entre las 54 especies que se venían pescando en la plataforma insular. También han bajado un 70% las capturas y el país está importando al año una media de 8000 toneladas de pescado.