Villa Clara: reparan pedraplén que conduce a polo turístico de la cayería norte
En el pedraplén del Cayo Santa María se iniciaron reparaciones parciales. Los ingenieros y técnicos a cargo, tuvieron enfrentar la rotura accidental de una tubería de agua que abastece más del 50 por ciento de las instalaciones hoteleras de la cayería norte villaclareña
Pedraplén del Cayo Santa María
 

En el pedraplén Caibarién-Cayo Santa María, que se extiende a lo largo de medio centenar de kilómetros al norte de  la provincia de Villa Clara (enlazando las islas Las Brujas, Ensenachos y otros pequeños islotes), especialistas del Grupo Empresarial de Diseño e Ingeniería para la Construcción (GEDIC), iniciaron reparaciones parciales.

Como parte de las estrategias de mantenimiento que desarrolla el Ministerio del Turismo (Mintur) en Cuba en tiempos de COVID-19, se realizan las acciones reconstructivas en esta calzada de 48 kilómetros, una de las mayores construcciones de su tipo en el mundo. El pedraplén conduce a uno de los principales polos turísticos de la isla.

El jefe zonal del Equipo de Topografía adscrito al MINTUR, Guillermo González Hernández, declaró a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), que las labores comprenden, fundamentalmente, “el reajuste de los contenes metálicos de protección vial, a lo largo de más de 40 kilómetros (km), y la reparación de varios puentes conectores del viaducto, construido sobre el mar a finales del siglo XX”.

Los mayores daños de tipo infraestructural, aclaró, se encuentran en los puntos de trasiego de mareas, donde los embates de eventos meteorológicos, como el huracán Irma en 2017, han provocado un creciente desplazamiento de los componentes internos de la estructura (red hidráulica, sobre todo).

Evey Soler Bermúdez, especialista al frente del proyecto, precisó que hasta la fecha, “solo se dificultaron las perforaciones de apoyo para la colocación de defensas, puesto que la localización actual de la mayoría de los elementos soterrados no coinciden con los planos originales del emplazamiento, que deben ser actualizados por el Centro Provincial de Vialidad en Villa Clara”.

La primera fase de las reparaciones debe concluir a finales de este mes, a pesar de que los ingenieros y técnicos a cargo, tuvieron que enfrentar la rotura accidental de una tubería de agua que abastece más del 50 por ciento de las instalaciones hoteleras de la cayería norte villaclareña, acotó González Hernández.

“Los estudios geotécnicos más avanzados corresponden a la construcción de los puentes seis A (km 12), 11 (km 22) y 12 (km 23.5), para lo cual se ha empleado tecnología de punta, en especial, las estaciones totales Leica, para el levantamiento topográfico, y las barrenadoras Mustang, para la realización de calas de alta precisión”, refirió Soler Bermúdez.

Según se detalla en la nota publicada por Cubadebate durante más de 20 años de explotación, el pedraplén de la cayería norte de Villa Clara –merecedor del premio internacional Alcántara a la Mejor Obra Civil Iberoamericana en su VII Convocatoria (1998-2000)– ha recibido decenas de reparaciones en varios puntos de enlace entre los cayos Las Brujas, Español de Adentro, Ensenachos, Majá y Santa María.

Los pedraplenes son estructuras viales construidas sobre el mar con grandes rocas. En Cuba conducen a dos de los principales polos turísticos. Estas obras de la ingeniería comunican la isla grande con su archipiélago Jardines del Rey.

Antes de 1989 parecía imposible unir la ciudad de Caibarién con Cayo Santa María. Siete años después, se concluyó el proyecto de «robar» centenares de kilómetros al Atlántico.

Esta construcción favoreció el acceso de visitantes extranjeros a una de las zonas mejor conservadas de Cuba, a la vez que continúa siendo prácticamente inasequible para la mayoría de los cubanos que no pueden costear los altos precios de las instalaciones turísticas en su país, debido a los míseros salarios promedios en la isla y el agua crisis económica que prevalece en el país.