UE niega que financie una de las universidades cubanas más represivas

La Unión Europea rechazó haber financiado a la Universidad Central de Las Villas, institución cubana que expulsó estudiantes por motivos políticos y de libertad de expresión, siguiendo órdenes del régimen castrista
Unión Europea y financiamiento a represiva Universidad de Las Villas
 

Reproduce este artículo

La Unión Europea (UE) rechazó este viernes haber financiado a la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (UCLV), institución cubana que expulsó estudiantes por motivos políticos y de libertad de expresión, siguiendo órdenes del régimen castrista, tal y como denunció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

Esta semana fue noticia que la UE habría dado tres millones de euros en el 2019 a la UCLV. El OCDH accedió a documentos del bloque hemisférico en los que se registra el monto recibido por el alto centro de estudios, en medio de un debate que pone entredicho la política de la UE hacia Cuba.

La sociedad civil y el periodismo independiente han registrado varias acciones represivas en la UCLV, entre esas la emprendida contra la reportera Karla María Pérez González, cuando era estudiante en 2017, por colaborar con el blog del grupo disidente Somos+.

Sin embargo, este 11 de noviembre el portavoz comunitario Peter Stano declaró a EFE: “No es cierto que la UE financie esa Universidad. La UE apoya en todo el mundo proyectos educacionales específicos como parte de sus programas de cooperación”.

El OCDH catalogó a la UCLV como “la más represiva de Cuba”, e informó que ese centro académico ha expulsado en los últimos años a al menos quince estudiantes y una profesora por motivos políticos. El más sonado fue el de Pérez, periodista de ADN Cuba, que debió estudiar en Costa Rica tras su expulsión, y a quien el régimen también desterró cuando quiso regresar a su país recientemente.

No obstante, ante la acusación, el portavoz de la UE asegura que el bloque comunitario no otorga fondos a esa universidad. Explicó a EFE que, en el caso de Cuba, “hay un programa específico sobre fuentes renovables y eficiencia energética con el objetivo de avanzar en investigación aplicada en el ámbito de las energías en energías renovables a través de un consorcio de universidades cubanas, liderado en Cuba por la UCLV y vinculado a instituciones académicas de la UE”.

Stano, portavoz del alto representante de la UE para la Política Exterior, el criticado Josep Borrell, afirmó que los fondos son canalizados y gestionados por la Universidad Libre de Bruselas (VUB), centro belga dependiente de la comunidad flamenca.

 

Represión en la UCLV

Cuando la OCDH denunció el financiamiento a la universidad tristemente célebre por discriminación política, Karla Pérez dijo a ADN Cuba: “La noticia no es una sorpresa, sino que da otra muestra de cómo esa institución internacional se acerca cada vez más a la dictadura y se aleja totalmente de la sociedad civil. Vamos a seguir denunciando, presionando, porque el dinero de contribuyentes europeos no puede destinarse a mantener a flote las dictaduras del mundo. Primero los derechos humanos”.

La profesora Dalila Rodríguez, expulsada en abril del 2017, denunció que, según datos proporcionados por el rector Andrés Castro Alegría “en los últimos meses se han expulsado a 15 personas de la Universidad”.

“Todas las expulsiones han sido por motivos políticos y las reuniones han sido para explicar los motivos por los que han echado a cada una de esas personas”, agregó la docente.

La UE también financió en el 2018 un proyecto de Oxfam que incluía como aliado a la oficialista Federación de Mujeres Cubanas (FMC), única organización femenina permitida en la isla, y órgano de control del Partido Comunista para ese sector.

El proyecto estaba dotado de casi dos millones de euros, aunque se desconoce la cifra final entregada por Oxfam a cada organización progubernamental. En el 2018, la Unión Europea también dio fondos al Poder Popular Provincial de La Habana, un organismo gubernamental, por un millón y medio de euros para el llamado “corredor cultural calle Línea”, que no se ha concluido.