Cuesta Morúa: San Isidro, primer barrio libre de totalitarismo en Cuba

El veterano opositor cubano Manuel Cuesta Morúa, celebró la protesta del domingo 4 de abril en el barrio de San Isidro, cuando los vecinos ayudaron a Maykel Osorbo a escapar de una detención arbitraria
 

Reproduce este artículo

El veterano opositor cubano Manuel Cuesta Morúa, celebró la protesta del domingo 4 de abril en el barrio de San Isidro, cuando los vecinos ayudaron a Maykel Osorbo a escapar de una detención arbitraria y luego apoyaron públicamente a los activistas del MSI.

Cuesta Morúa, portavoz del partido Arco Progresista y coordinador de la iniciativa “Cuba en plural”, expresó en sus redes sociales que San Isidro es el “primer barrio libre de totalitarismo en Cuba”.

Consideró “interesante” que durante los acontecimientos del fin des emana, esa comunidad “se libera a través de la música, el berro y la palabra soez; a veces legítima. Esa que en Siboney [vecindario de dirigentes castristas] se dice en privado”.

El activista y rapero contestatario Maykel Castillo, conocido como “Osorbo”, iba a ser detenido arbitrariamente y con violencia el domingo 4 de abril, cerca de la sede del Movimiento San Isidro (MSI), pero se rehusó. Escapó con las esposas a medio poner en sus manos y gracias a la ayuda de varios ciudadanos, que además denunciaron el abuso policial.

El sábado, el artista había sido víctima de una golpiza mientras era arrestado sin motivos por la Seguridad del Estado, y decidió romper el ciclo de arrestos arbitrarios a los que el régimen tiene sometido a varios activistas.

A su legítima defensa ante las violaciones de la policía del régimen, le siguió un cerco a la sede del MSI en Damas #955 (Habana Vieja), por patrullas a ambos lados de la calle.

Alrededor de una veintena de uniformados y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, acosaron a los artistas y activistas Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel “Osorbo” y Eliéxer Márquez “El Funky”, quienes afirmaron que se iban a “acuartelar”.

Muchas personas de la comunidad se reunieron frente a la sede del MSI apoyando a los artistas y activistas, quienes amplificaron la canción “Patria y Vida”. Los vecinos cantaron y bailaron con los mensajes del popular tema que se opone a la frase castrista de “Patria o Muerte”.

También escucharon la canción “Un Sueño” del Micha y otros temas de Los Aldeanos en contra de la dictadura, así como “Diazka” (Al2 y Silvito El Libre), cuyas fuertes palabras contra el mandatario designado Miguel Díaz-Canel fueron coreadas por la comunidad ante la cara de los represores.

Esta última canción, en la cuerda del rap underground y frontal, deja muy mal parado al presidente castrista con epítetos considerados por algunos como “groserías” poco atinadas para la lucha política, es por eso que Cuesta Morúa apoya lo sucedido diciendo en Facebook que la “palabra soez” también puede ser legítima en ciertas circunstancias.

El domingo, al ver la reacción popular, las patrullas comenzaron a retirarse, aunque llegaron más agentes de la policía política vestidos de civil. Los oficiales ordenaron a los vecinos que se retiraran del lugar, previendo un estallido social.

Ante las exigencias de los activistas, los agentes del régimen cedieron y les retiraron las esposas a Osorbo, quien se define como un “cimarrón” del siglo XXI que busca su libertad y la de todos en la isla.