Salud fue “sector más dinámico en 2020”, afirma régimen que explota médicos

El mito de la salud pública cubana cada vez se desarticula más a la par que sus ruinosos hospitales, profesionales frustrados y el castrismo en general
“Salud: sector más dinámico de la isla”, afirma primer ministro cubano
 

Reproduce este artículo

El mito de la salud pública cubana cada vez se desarticula más a la par que sus ruinosos hospitales, profesionales frustrados y el castrismo en general. No obstante, en la narrativa del régimen se continúa exponiendo a este sector como “una de las principales conquistas de la revolución”.

A pesar de las constantes denuncias de la población sobre negligencias médicas, escasez de medicamentos, desatención, pésimas condiciones de las instituciones, trata de profesionales en las misiones médicas… en un encuentro celebrado este viernes 19 de febrero entre directivos y especialistas del Ministerio de Salud Pública (Minsap), el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, afirmó que “la salud pública fue el sector más dinámico de la Isla en 2020”.

En el reporte del medio de propaganda oficial Cubadebate, se precisa que “la salud, individual y colectiva, lo determina todo” en el país. Sin embargo, a inicios de este mes la doctora cubana Alina Arcos, del Hospital Universitario General “Calixto García” de La Habana, denunció a través de las redes sociales, que médicos y personal de enfermería laboran en el contexto de la pandemia del coronavirus sin los principales medios de protección.

En Facebook, Arcos, quien según se describe en su perfil es especialista en Medicina Interna, refirió: “Ayer, con cifra récord de casos en Cuba, los médicos y enfermeros (as) de la UCIE del Calixto entramos a trabajar sin agua, ni guantes, ni ropa de protección. Había un paciente antígeno positivo en la sala. Y no es una excepción. Solo digo. Para si enfermamos se sepa que no fue en una cola, ni en una fiesta, ni en contacto con viajeros. ENFERMAMOS TRABAJANDO”.

“Tengo claro que no debería ser esta la vía ideal para buscar una solución. Llevamos más de 10 meses utilizando las vías formalmente adecuadas, sin éxito. Quizás visibilizándolo pueda resolverse”, precisó la doctora, acotando que se trataba de “cuestiones de principios”.

Esta realidad no se aborda en la nota del citado medio oficialista titulada “La admiración y respeto de Cuba por su personal de salud es infinita”. En el texto, se afirma que “robustez del sistema de la salud pública cubana es parte de su obra”.

Mientras, prevalecen las denuncias de cubanos indignados por las pésimas condiciones de los centros hospitalarios, la carencia de medicamentos, niños desatendidos, pacientes discapacitados sin la asistencia requerida… los voceros castristas en el encuentro del Minsap, presidido por el designado Miguel Díaz-Canel, sostienen que “el neoliberalismo no ha podido dar respuesta a la pandemia”, como sí lo ha logrado el régimen cubano.

Por otro lado, varios medios de prensa independientes reportan la compleja situación de hospitales, morgues y cementerios colapsados en la provincia de Santiago de Cuba, tras el aumento de la propagación de la Covid-19.

Otro aspecto silenciado por el régimen, son las violaciones a las que son sometidos los médicos cubanos que participan en “misiones”.

Global Liberty Alliance (GLA), organización que defiende los derechos y libertades fundamentales de las personas en todo el mundo, se ha pronunciado en disímiles ocasiones en contra de las arbitrariedades del régimen castrista con los médicos de la isla.

“Los trabajadores médicos cubanos son herramientas del Partido Comunista, utilizados con fines ideológicos y otros fines subversivos; muchos se ven obligados a hacer esto en contra de su voluntad. También se les paga muy por debajo de las tarifas del mercado libre y no se les permite negociar contratos laborales libremente. Los trabajadores médicos cubanos deben espiar para Cuba y se les confiscan sus pasaportes. Los miembros de la brigada médica tienen manipuladores llamados 'jurídicos' que vigilan y controlan a los trabajadores, como lo hacen en Cuba”, denunció el presidente de  Global Liberty Alliance, Jason Ian Poblete, en una carta dirigida al embajador De Dianous, de Panamá a propósito de la contratación en este país de galenos de la isla.

En el documento se subraya que “Estados Unidos ha condenado repetidamente la trata de personas, incluida la trata de trabajadores médicos en Cuba. Recientemente, el subsecretario de Estado de los Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, declaró:En marcado contraste con el régimen de Castro, los gobiernos que contratan trabajadores médicos cubanos deben asegurar su trato justo y humano, que trafica y explota la valentía de los trabajadores para sus propios beneficios. Haga que los contratos sean transparentes y pague a los trabajadores directamente (Tweet del 21 de diciembre de