Residentes en EE.UU sin poder salir de Cuba por coronavirus
El pasado 20 de marzo el gobierno cubano cerró fronteras y prohibió la salida de los repatriados y residentes de Estados Unidos, lo que ha dejado de momento a varias familias separadas
Personas con mascarillas sentadas en una calle de La Habana
 

Reproduce este artículo

El tardío cierre de fronteras en Cuba, ante el empeoramiento de la pandemia de coronavirus, dejó confinados allí a los residentes en Estados Unidos que estaban de visita en la isla.

La situación de decenas de residentes norteamericanos es que están atrapados y sin salida, en medio del agravamiento de la situación cubana por la pandemia de coronavirus que suma al peligro de la enfermedad, las deterioradas condiciones de infraestructura y abastecimiento en el país.

Ariel Ramírez, un cubano que reside en Estados Unidos, narró a Telemuno lo que vive en la isla luego de que tuviera que quedarse y no pudo salir con su familia por el cierre de fronteras.

En el reporte muestra la casa de su familia en Holguín que sufre como todos en Cuba las dificultades para encontrar alimentos agravadas por estos días. Ramírez viajó a esa ciudad el pasado 16 de marzo y ahora, no puede regresar.

“Simplemente me dijeron que ni intentara viajar a La Habana, porque no me iban a dejar salir. De hecho, ya tenía pruebas de personas que habían viajado y cuando llegaron al aeropuerto, les negaron la salida. Les dijeron que no, que no podían salir”, afirma Ariel Ramírez. 

El pasado 20 de marzo el gobierno cubano ordenó que los extranjeros que se encontraban en el país debían regresar de inmediato a sus lugares de origen. Ese mismo día prohibió la salida de los cubanos, incluidos repatriados y residentes de Estados Unidos, pero que mantienen su residencia cubana activa.

Para Idelismay Rodríguez, la situación es similar, su esposo está en Cuba donde lleva más de un mes varado.

“No lo dejaron salir y está pasando trabajo allá, sin dinero y sin nada, porque no hay nada ...”, cuenta Idelismay Rodríguez.

“Cuando fue al aeropuerto, a la hermana la dejaron salir, porque hacía ocho años que no iba a Cuba, pero como él si entró antes de los dos años, no había perdido los derechos” de residencia.

Exactamente lo mismo que le sucedió a Adrián Pérez. Su esposa y su hijo pudieron montarse en el avión, pero él tuvo que quedarse.

“Imagínate como me voy a sentir yo, me puse a llorar, me sentí mal. Porque supuestamente como aún es residente de Cuba, tienen que cuidarlo, pero quidar que”, se cuestiona su esposa.

La embajada de Estados Unidos en Cuba dijo que existe la posibilidad de un vuelo de repatriación humanitaria. Sin embargo, no hay asientos disponibles para todos. Los interesados deben aplicar mediante un formulario online disponible aquí.

Tendrán prioridad los ciudadanos de Estados Unidos con mayor riesgo ante la COVID-19, los menores ciudadanos estadounidenses y sus padres, los ciudadanos estadounidenses y finalmente, los residentes permanentes legales en Estados Unidos. 

Cuando cerraron las fronteras, ADN CUBA informó que los cubanos repatriados a quienes no se les permitió salir del país, conocieron del impedimento en el salón de “última espera” antes de abordar el avión.

“Allí les dieron la noticia de que no podían, allí estaba la gente súper alterada, porque muchos habían cambiado de boleto para poderse ir antes, habían pasado todos los trámites de migración y cuando estaban listos para salir dijeron que no podían”, contó entonces una testigo, Dayiset Pelegrín.

Se estima que el impedimento de salida durará al menos hasta el 20 de mayo.