Régimen detiene a jóvenes artistas en protesta pacífica por Luis Manuel Otero

La policía del régimen cubano detuvo este miércoles en la tarde, arbitrariamente a la escritora Katherine Bisquet, la artista Camila Lobón y la historiadora de arte Yamilka Lafita
 

Reproduce este artículo

La policía del régimen cubano detuvo este miércoles en la tarde, arbitrariamente a la escritora Katherine Bisquet, la artista Camila R. Lobón y la historiadora de arte Yamilka Lafita.

Las jóvenes salieron con un cartel al boulevard de San Rafael, en La Habana, a protestar pacíficamente por la represión contra el artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encuentra en huelga de hambre y de sed.

Poco después de desplegar el cartel, un hombre vestido de civil, acompañado de otra persona, “salió de la nada” y se los arrancó, según se escucha decir a Lafita, que filmó en directo por Facebook.

Enseguida se acercaron dos uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y detuvieron a las jóvenes. Lafita se apartó del lugar cuando notó que la identificaron y la amenazaron con quitarle el móvil entre gritos de "dejen el invento aquí en el boulevard". ADN Cuba confirmó que Lafita, aunque se alejó de la zona, poco después de terminar de transmitir el video también fue arrestada.

Este medio conoció que será presentado un recurso de Habeas corpus ante las autoridades judiciales, para buscar la liberación de las artistas, sobre las que no se conoce el paradero.

Mientras esto ocurría, cerca de la terminal de trenes de la Habana Vieja, un grupo de activistas y cubanos solidarios también se reunieron con flores en la mano para manifestarse pacíficamente a favor de que se respete la integridad y el arte de Otero Alcántara. El colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez, fue arrestado mientras reportaba el hecho en directo por las redes sociales.

 

Cuatro días en huelga

La Seguridad del Estado no detendrá el acoso contra el artista Luis Manuel Otero Alcántara y ha tratado de sugestionarlo psicológicamente, declaró el opositor en una conversación este 28 de abril con Tania Bruguera.

Otero comentó que, durante su reciente arresto, los presos comunes utilizados por la policía para amedrentarlo, lo amenazaron con acoso constante, hasta quebrar su resistencia física y mental, amenazas que el líder del Movimiento San Isidro calificó de "tortura".


También, en la unidad policial donde estuvo detenido, y luego de su primera huelga, en noviembre de 2020, psicólogas de la policía intentaron “convencerlo” de que no tenía razón y que su actividad cívica y opositora es una farsa; de que intentaba hacerse pasar por víctima, agregó el artista.

Otero Alcántara, quien lleva cuatro días en huelga de hambre y tres sin tomar agua, comentó a Bruguera que comienza a sentir los estragos corporales de la abstinencia, a pesar de que dijo sentirse bien y que continuará con su protesta.

La víspera, en comunicación con ADN Cuba, Otero Alcántara aseguró que, a pesar de mareos y dolores de cabeza. Además, envió un mensaje de agradecimiento a las personas que han estado pendientes de su salud y expresado su solidaridad. “Mi mensaje sigue siendo de Patria y Vida”, agregó.

Otero Alcántara protesta por la limitación arbitraria de su derecho a moverse libremente debido al impedimento forzoso del cordón militar y, también, a los arrestos y multas que han sufrido quienes intentan llegar a su casa desde las afueras. 

Al respecto, este miércoles confesó a Bruguera que la policía ha dejado entrar a familiares y amigos interesados en él, quienes velan por su salud durante este ayuno.

Ayer, un comunicado compartido por el Movimiento San Isidro, declaró que “Luis Manuel Otero Alcántara ha regresado a una huelga de hambre y de sed, en respuesta a la imposibilidad de expresar a través de sus obras varios de los derechos que les han sido arrebatados a las niñas y a los niños cubanos desde muy temprana edad”.

Mediante la nota, los artistas que integran el reconocido MSI hicieron un recorrido por las recientes violaciones de derechos humanos que comete el régimen de la Isla.

Desde destierros, prisioneros políticos, reclusiones domiciliarias hasta el robo y destrucción de las obras del artivista, quien se encuentra en huelga de hambre y de sed hace 48 horas.

Además del levantamiento del cerco policial, Otero exige la devolución de las obras de arte que le fueron robadas en su casa por agentes del régimen, una indemnización material, y respeto al ejercicio de las libertades artísticas de manera plena de todos las y los artistas cubanos.

 

Noticia en desarrollo