"Somos artistas violentados por una dictadura": Otero Alcántara

Luis Manuel Otero entra en su tercer día en huelga de hambre y sed, por lo que ya comienza a sentir los primeros síntomas de debilidad. En declaraciones a nuestro medio, dijo sentirse bien, con fuerzas para continuar.
 

Reproduce este artículo

El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara entra en su tercer día en huelga de hambre y sed, por lo que ya comienza a sentir los primeros síntomas de debilidad, informó este 27 de abril.

En comunicación con ADN Cuba, Otero Alcántara aseguró que, a pesar de mareos y dolores de cabeza, se siente “relativamente bien”. “Estoy decidido a continuar con la huelga”, aseguró el artista en un audio que envió a nuestra redacción.

Además, envió un mensaje de agradecimiento a las personas que han estado pendientes de su salud y expresado su solidaridad. “Mi mensaje sigue siendo de Patria y Vida”, agregó.

El artista recordó que su huelga es por la libertad de los cubanos, para acabar con el cerco policial en las afueras de su casa, sede del Movimiento San Isidro (MSI), ubicada en el municipio Habana Vieja, provincia La Habana.

Otero Alcántara protesta por la limitación arbitraria de su derecho a moverse libremente debido al impedimento forzoso del cordón militar y, también, a los arrestos y multas que han sufrido quienes intentan llegar a su casa desde las afueras. “Somos artistas violentados por una dictadura”, aseguró.

“Luis Manuel Otero Alcántara ha regresado a una huelga de hambre y de sed, en respuesta a la imposibilidad de expresar a través de sus obras varios de los derechos que les han sido arrebatados a las niñas y a los niños cubanos desde muy temprana edad”, declaró un comunicado compartido hoy por el MSI.

Mediante la nota, los artistas que integran el reconocido MSI hicieron un recorrido por las recientes violaciones de derechos humanos que comete el régimen de la Isla.

Desde destierros, prisioneros políticos, reclusiones domiciliarias hasta el robo y destrucción de las obras del artivista, quien se encuentra en huelga de hambre y de sed hace 48 horas.

Además del levantamiento del cerco policial, Otero exige la devolución de las obras de arte que le fueron robadas en su casa por agentes del régimen, una indemnización material, y respeto al ejercicio de las libertades artísticas de manera plena de todos las y los artistas cubanos.

Organizaciones como la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), han pedido solidaridad con el artista y acciones de los cubanos para presionar al régimen. La Unpacu también se encuentra cercada por agentes policiales; sus miembros no pueden entrar ni salir de su sede, ubicada en el reparto Altamira, en la oriental provincia Santiago de Cuba.