Régimen cubano con nuevo negocio de fármacos en Reino Unido
BioCubaFarma y una compañía llamada SG Innovations Limited del Reino Unido, anunciaron la creación de una empresa mixta dirigida al “desarrollo y acceso a productos biofarmacéuticos en Europa”. La asociación estará presidida por el barón David Triesman de Tottenham
Productos de compañía estatal BioCubaFarma. Foto: Granma
 

Reproduce este artículo

El estatal Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmaucética de Cuba (BioCubaFarma) y una hasta ahora desconocida compañía llamada SG Innovations Limited del Reino Unido, anunciaron este lunes la creación de una empresa mixta dirigida al “desarrollo y acceso a productos biofarmacéuticos en Europa”, informó la agencia EFE.

La asociación, que ha sido denominada BioFarma Innovations, tendrá su sede en el Reino Unido e Irlanda y estará presidida por el barón David Triesman de Tottenham, según informa este lunes una nota publicada en la página web de la entidad cubana.

Triesman es una figura que representa intereses del régimen castrista en Reino Unido y realiza lobby y presidió el Havin Bank, una entidad bancaria cubana fundada en Londres el 3 de octubre de 1972 por funcionarios cubanos vinculados al Ministerio del Interior, al Banco Central de Cuba y en especial a las operaciones de flete de embarcaciones.

Muchos son los “favores” del barón Triesman al gobierno de La Habana, como corresponsable de la “Iniciativa Cuba” que realiza lobby en Europa y Reino Unido a favor del castrismo, pero sobre todo como “Merchant Banker”, al punto de que ha sido elogiado públicamente por el gobierno cubano y la prensa oficialista.

Ahora se suma el nuevo negocio, con el que pretenden pescar en río revuelto. Triesman destacó en un comunicado que la creación de la nueva empresa mixta llega en “el momento en que las demandas en la industria de la salud nunca han sido mayores y la necesidad de nuevos medicamentos es más urgente”.

Su función será desarrollar y comercializar en Europa y la Mancomunidad Británica una cartera de productos biofarmacéuticos patentados por BioCubaFarma, así como permitir la inversión en el desarrollo de nuevos productos, incluyendo los ensayos clínicos y el lanzamiento de nuevos medicamentos.

Entre sus objetivos declarados figura ampliar sus redes de distribución e incrementar la accesibilidad de estos productos en el mundo, “incluido el combate contra la pandemia de la COVID-19”.

El grupo empresarial cubano refiere que, entre los medicamentos “innovadores” que produce, figuran algunos para el tratamiento del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que han mostrado resultados alentadores.

El presidente de la compañía estatal BioCubaFarma, Eduardo Martínez, declaró que ese grupo está ofreciendo un enfoque “dinámico y abierto” a la colaboración con compañías farmacéuticas globales y organismos de salud pública en Europa y la Mancomunidad Británica, que va desde licencias hasta acuerdos de desarrollo conjunto e investigación, según citan medios estatales de la isla.

La nueva BioFarma Innovations se suma a otras empresas mixtas similares creadas en China, España, Tailandia y Singapur con la participación de la compañía del régimen cubano.

La semana pasada, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al Havin Bank, del régimen cubano y con sede en Londres, mediante su incorporación a la lista de “Nacionales Especialmente Designados” (SDN).

Dicha lista reúne entidades, compañías e individuos que actúan económicamente en beneficio de regímenes u organizaciones criminales sancionadas por Estados Unidos. Pertenecer a la misma supone para cualquier entidad el bloqueo de sus bienes y la prohibición para ciudadanos y entidades estadounidenses de tratar con ella.

El Havin Bank, actual nombre del Havana International London Bank, es el único banco cubano fundado y establecido fuera de la isla. Entre 2013 y 2018 tuvo como director al aristócrata británico David Triesman, que ahora repite al frente de una entidad castrista.