Régimen cubano someterá vacunas a examen de la OMS

El régimen de Cuba anunció el lunes que presentará en los próximos días el expediente de sus vacunas Soberana ante la Organización Mundial de la Salud para buscar su aprobación
Vacuna Soberana, producida en Cuba. Foto: Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El régimen de Cuba anunció el lunes que presentará en los próximos días el expediente de sus vacunas Soberana 02 y Soberana Plus ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) para buscar su aprobación, informó la agencia de noticias Associated Press (AP).

En 2021 hubo reuniones iniciales con la OMS, y en meses anteriores, científicos y autoridades de la isla adelantaron trámites de reconocimiento ante entidades reguladoras de países aliados como México o Argentina como “un primer ejercicio” para mejorar el expediente que se entregará a la OMS, explicó el director del estatal Instituto Finlay de Vacunas, Vicente Vérez Bencomo, en conferencia de prensa.

El Finlay creó y desarrolló los inmunógenos Soberana 02 y Soberana Plus. Además, el sistema estatal puso todos sus recursos en medio de una crisis de medicamentos para crear otros fármacos contra la COVID-19, como Abdala y Mambisa, pero el uso de ninguna de estas vacunas ha sido autorizado por la OMS, aunque sí han sido aprobadas por la entidad reguladora local, el Centro para el Control Estatal de Me­di­ca­mentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed).

“El proceso [de autorización] demora meses y cuesta mucho”, dijo Vérez. “Nosotros tenemos datos clínicos muy valiosos, de un primer nivel”, añadió el científico en referencia a los resultados oficiales de las vacunas de la isla. El director del Instituto Finlay reconoció que, en términos de infraestructura y procesos productivos, aún deben ajustarse algunos elementos.

Según Vérez, otra vacuna cubana, Abdala —producida por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB)—, ya inició el proceso ante la OMS, aunque no informó la fecha.

A finales de diciembre, el oficialismo cubano criticó a la Organización Mundial de la Salud que, al aprobar la versión producida en Argentina y México de la vacuna AstraZeneca contra la COVID-19, permitiese que la publicitaran como el primer inmunógeno latinoamericano contra la enfermedad viral, en detrimento de los creados en Cuba.

La prensa gubernamental de la isla acusó a la OMS de “letargo” y demora injustificada en la certificación de los inmunógenos cubanos. Según Prensa Latina, “los avales de tres vacunas cubanas anti-Covid-19 superan en todos los índices básicos de eficacia y seguridad a la réplica de la Oxford AstraZeneca”.

Sin embargo, agregó, las fórmulas cubanas, “junto a otras de gran calidad y propósitos según los propios requisitos de la OMS, duermen el sueño eterno en espera de que se haga lo mismo que con la versión argentino-mexicana”.

“Tal letargo es sospechoso, como también los argumentos que se esgrimen para no concederle el aval”, afirmó Prensa Latina. Todo ello mueve “a pensar más en trabas políticas que de otra naturaleza”, añadió la agencia oficialista.

En cambio, Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, reconoció el pasado 26 de diciembre que, en el proceso de calificación ante la OMS, “el avance depende de nosotros”. El directivo del grupo empresarial farmacéutico del gobierno cubano añadía que para buscar la aprobación del organismo internacional decidieron pasar la producción de vacunas a “una nueva planta” en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.


A inicios de enero, el régimen cubano no había proporcionado a la OMS información relevante sobre sus inmunógenos contra el coronavirus, según la última actualización de estado del proceso de evaluación de las vacunas contra la COVID-19 de este organismo multilateral.

La agencia de noticias EFE explicó en una nota que la OMS estaba “esperando información sobre la estrategia y el cronograma de envío” de documentación por parte de Cuba.

Fuentes de la OMS revelaron a EFE que “el proceso está guiado por la ciencia y no por la política y es necesariamente oneroso, pero el sistema funciona. Donde no se hayan realizado valoraciones e inspecciones siguiendo los requisitos y estándares internacionales, la OMS lleva a cabo todo el espectro de acciones”.

 

Foto de portada: Ismael Francisco/ Cubadebate