Régimen cubano asegura que EEUU promueve acciones terroristas contra sus embajadas
La embajadora de Cuba ante la ONU dijo que el Gobierno de Estados Unidos fomenta el odio contra países no alineados y promueve ataques contra embajadas cubanas
Régimen cubano asegura que EEUU promueve acciones terroristas contra sus embajadas

La embajadora de Cuba en la ONU afirmó, en un foro virtual promovido por ese organismo, que el Gobierno de los Estados Unidos promueve acciones terroristas contra las sedes diplomáticas de la Isla en varios países.

Según un informe del periódico Granma, voz oficial del régimen cubano, la embajadora ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez Abascal, aseguró que EE. UU. utiliza “mensajes de odio y discriminación en sus discursos contra las naciones cuyos sistemas políticos no le son afines”, en referencia al cubano.

La embajadora dio esas opiniones durante la segunda jornada de la Semana Virtual contra el Terrorismo de las Naciones Unidas, detalló el reporte de Granma, publicado este martes.

Según el diario castrista, Estados Unidos alienta que “sujetos extremistas y sin escrúpulos a cometer actos terroristas contra personas inocentes”, y mencionó el ataque perpetrado por Alexander Alazo el 30 de abril contra la embajada de Cuba en Washington, en el que nadie resultó herido.

Granma dijo que ese hecho ha traído como consecuencia amenazas contra la integridad de los diplomáticos y embajadas cubanas en Estados Unidos, en México, Costa Rica, Antigua y Barbuda, Canadá, Austria, Angola, Irán y Chipre y en la Misión Permanente de Cuba ante la UNESCO en París.

 

 

Granma agregó que la diplomática se refirió además a que, en medio de la pandemia de la COVID-19, “Washington ha desatado una calumniosa campaña contra la cooperación médica internacional cubana”.

Estados Unidos ha calificado ese programa de “trabajo forzado”, a partir del hecho que los galenos cubanos enviados al exterior son puestos bajo una estricta vigilancia por parte del régimen, que les impide desplazarse libremente, al punto de retenerles el pasaporte cuando llegan a las naciones donde son enviados.

Además, EE.UU ha advertido que no pagara sus contribuciones financieras a la Organización Panamericana de la Salud la salud (OPS) hasta que se instale el panel independiente que evaluará el envío de médicos de Cuba a Brasil, un programa que es “de gran preocupación” para el Departamento de Estado de EE. UU.

A través del programa Mais Médicos, Cuba suministró doctores a Brasil “por una gran cantidad de dinero que no se pagó a los médicos, sino al régimen”, señaló hace unas semanas el principal diplomático estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

 

 

La venta de servicios médicos es la principal fuente de divisas de Cuba, que en 2018 ganó 6.300 millones de dólares por sus misiones en todo el mundo, según cifras oficiales.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha exhortado a la OPS a rendir cuentas por “explotar” a médicos de Cuba en Brasil, y advirtió que el dinero de los contribuyentes estadounidenses será para organismos afines a sus “valores”.

La embajadora cubana dijo que esa actitud de los Estados Unidos contra el programa médico castrista “incita a la violencia contra el personal de salud cubano que trabaja en otros países”.

Según Granma, la diplomática ofreció en el foro virtual “evidencias de la participación de funcionarios del gobierno de los Estados Unidos en las acciones violentas contra los colaboradores cubanos de la salud en Bolivia”, aunque no son mencionadas en el reporte periodístico.