EEUU no pagará a la OPS hasta que se evalúe el programa de médicos cubanos en Brasil

Estados Unidos advirtió este jueves que no seguirá dando fondos a la OPS hasta que no se aclaren las irregularidades que rodean al programa Mais Médicos de Cuba en Brasil
Michael Kozak, Subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental. Efe
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos no reanudará sus aportes financieros a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hasta que se instale el panel independiente que evaluará el envío de médicos de Cuba a Brasil, un programa que es “de gran preocupación” para el Gobierno de Donald Trump, dijo un funcionario del Departamento de Estado de EE. UU.

Así lo informó este miércoles el portal de noticias argentino Infobae, citando al principal diplomático estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

"Tenemos la esperanza de que los notables para la evaluación independiente estén pronto instalados, y eso nos permitirá reanudar nuestras contribuciones a la OPS", dijo Kozak, durante una audiencia en el Congreso.

A través del programa Mais Médicos, Cuba suministró doctores a Brasil “por una gran cantidad de dinero que no se pagó a los médicos, sino al régimen”, señaló Kozak.

Dijo que la participación de la OPS en la iniciativa "Mais Médicos" de Brasil, es un tema de "gran preocupación" para el gobierno de Donald Trump.

Agregó que el 23 de junio, la OPS aprobó medidas de reforma de gobernanza “que evitarían que algo así vuelva a suceder en el futuro sin la participación y aprobación del Comité Ejecutivo” de la organización.

"También se comprometió a realizar una evaluación externa independiente del programa", dijo Kozak, ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, según el reporte de Infobae.

 

Según cifras oficiales de la OPS, Estados Unidos tiene un saldo adeudado para 2020 de 110 millones de dólares.

La venta de servicios médicos es la principal fuente de divisas de Cuba, que en 2018 ganó 6.300 millones de dólares por sus misiones en todo el mundo, según cifras oficiales.

Hace tres semanas, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, exhortó a la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a rendir cuentas por “explotar” a médicos de Cuba en Brasil, y advirtió que el dinero de los contribuyentes estadounidenses será para organismos afines a sus “valores”.

La OPS “debe explicar cómo llegó a enviar 1.300 millones de dólares al asesino régimen de Castro” y “por qué no buscó la aprobación” del Comité Ejecutivo “para participar en este programa”, dijo Pompeo, señalando que el organismo regional “necesita emprender reformas”.

La OPS ha señalado que el 60% de la financiación del organismo proviene del gobierno estadounidense”, un aporte vital para la institución.

El Comité Ejecutivo de la OPS, de nueve miembros rotativos, está actualmente integrado por Belice, Canadá Perú, Barbados, Ecuador, Estados Unidos, Costa Rica, Haití y México.

 

 

Más de 8.000 doctores cubanos participaron desde 2013 a 2018 en "Mais Médicos", un programa creado para atender regiones pobres y zonas rurales de Brasil que operó a través de un convenio con la OPS, destacó Infobae.

ADN Cuba publicó recientemente la historia una doctora cubana que participó en misiones médicas en Bolivia y Brasil, entre 2008 y 2014.

La Dra. Ramona Matos Rodríguez reveló los detalles oscuros que se esconden detrás de ese programa del régimen cubano, que le ha generado un fuerte aporte financiero.

Ramos Matos dijo que al llegar a Bolivia, lo primero que hizo el régimen, por medio de una delegada, fue quitarles el pasaporte.

En Brasil la mantuvieron a ella y al grupo bajo estricta vigilancia.

“En Brasil, me di cuenta que había algo oscuro con respecto a nosotros y el resto de médicos, de Colombia, etc. Nos montaron en un avión militar donde no había ni asientos, hasta llegar al Amazonas”, contó la especialista.

Y agregó: “Ahí limitaban tu movimiento, a las 6 de la tarde tenía que pedir permiso para comprar pan o cigarros, y tampoco podía estar relacionada con connacionales, porque a las 6 pm una de las doctoras de mi grupo daba el parte al de la OPS y le decía: todos están en la casa, nadie ha salido”.