Redada del régimen cubano desmantela fábrica de mantequilla en Camagüey

Autoridades policiales desmantelaron en Camagüey una fábrica clandestina donde se elaboraba mantequilla y otros productos lácteos con materia prima sustraída de una pasteurizadora de la provincia
Print reportaje televisivo sobre operativo policial en fábrica clandestina de mantequilla en Camagüey
 

Reproduce este artículo

En un nuevo reportaje de la estatal televisión cubana se abordó una redada de las autoridades policiales del régimen en la provincia de Camagüey. Fuerzas del Ministerio de Interior (MININT) y de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) desmantelaron una fábrica clandestina donde se elaboraba mantequilla y otros productos lácteos con materia prima sustraída de una pasteurizadora de la provincia.

“En el registro practicado se pudo ocupar en el domicilio 16 porrones, con capacidad de 25 litros, llenos de crema de leche, materia prima utilizada, específicamente, para la fabricación de mantequilla”, refirió el mayor Manuel Fernández Benítez, Instructor Penal del MININT.

Durante el operativo se ocuparon además: dos lavadoras, dos tanques de 200 litros de plástico y 16 cajas de mantequillas, previamente selladas y preparadas para la venta “de manera ilícita”, entre otros porrones vacíos. Como parte del operativo, las autoridades también confiscaron 210 litros de combustible y 12 tubos.

El oficial del caso, precisó que a través de la técnica canina, pudieron seguir las vías de acceso, trasiego y traslado de los productos desde la Empresa Láctea hasta la casa donde se realizó el operativo. Fernández Benítez añadió también, que la materia prima era desviada y llevada a un local cercano, que no poseía las condiciones de higiene mínimas para la elaboración. “Pudimos demostrar que el local donde se realizaba la mantequilla tenía una total falta de inocuidad, insectos que cubrían los medios y productos, falta de limpieza, falta de agua…”.

Según el reporte del Sistema Informativo de la TVC -principal espacio de escarmiento público y propaganda oficialista sobre los más recientes decomisos de la PNR-, “individuos inescrupulosos se encargan del desvío de los escasos productos para enriquecerse de ellos”, mientras no llegan a la población. El vocero del régimen acotó que se trataba de “depredadores sociales”

A mediados de mayo, ADN Cuba también publicó sobre un decomiso de productos alimenticios en dos casas particulares el municipio de Nuevitas, Camagüey. En un operativo policial fueron desmanteladas las viviendas convertidas en almacenes, donde trabajadores no estatales guardaban la mercancía que comerciaban con autorización del régimen, pero que de nada sirve en estos tiempos de escasez agravada por la pandemia del coronavirus.     

Hace pocos días, en la provincia también fueron decomisadas 43 toneladas de maíz en grano acopiadas en un almacén en el poblado La Estrella, del municipio Céspedes.

El régimen ha dado carta blanca a la policía para hacer allanamientos y decomisos en negocios, buscando mostrar severidad, “mano dura” ante un pueblo pobre que sucumbe en la miseria y puede levantarse en cualquier momento. A Raúl Castro, este show autoritario “le gusta” y no podía ser de otra manera dados sus antecedentes de militar-administrador y dictador.

Al menos eso sugiere el presidente designado por el jefe del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel, quien en una reunión invocó el apoyo de Castro para la ola de represión y decomisos que se están viendo en tiempos de pandemia del coronavirus.