Partido opositor "Frank País" da su apoyo al Movimiento San Isidro
La agrupación política expresó que suscribía el documento internacional emitido por partidos y líderes políticos de diversos países iberoamericanos en apoyo al Movimiento de artistas
Partido opositor "Frank País" da su apoyo al Movimiento San Isidro
 

Reproduce este artículo

La dirección nacional del partido opositor cubano 30 de noviembre Frank País, manifestó su respaldo total al Movimiento San Isidro y los atrincherados desde hace más de una semana en su sede.

La agrupación política expresó que suscribía el documento internacional emitido por partidos y líderes políticos de diversos países iberoamericanos en apoyo al Movimiento de artistas.

Además, los opositores exigen el cese inmediato de los ataques de la Seguridad del Estado contra los integrantes del grupo, seis de los cuales se encuentran en huelga de hambre.

Se unen también al reclamo que pide el cierre de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) y fin las violaciones a los derechos humanos y libertades políticas.

Este 25 de noviembre a las tres de la tarde se cumplieron seis días desde que los artistas Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Osorbo iniciaron una peligrosa huelga de hambre y sed, para exigir la liberación de su compañero, el músico contestatario Denis Solís González.

Actualmente ambos depusieron la huelga de sed, debido al deterioro en su salud.

Este joven de 31 años fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.

Todo inició el 16 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro, La Habana, cuando unas 15 personas, entre periodistas, activistas y artistas, lograron ingresar y allí tenían planeado quedarse para leer poesía y realizar performances, bailes, a favor de la liberación de su compañero.

Desde su llegada, la calle se cerró en un operativo de decenas de policías y agentes de la Seguridad del Estado, que evitaban el ingreso de más disidentes al lugar. Dos días después, el 18 de noviembre, los sitiadores cortaron también el suministro de alimentos que una vecina, Daylys Bandera Rodríguez, intentaba llevar hasta la sede del MSI. Le robaron la comida y el dinero, denunció.

Ante el intento de rendirlos por hambre, nueve de los atrincherados anunciaban el inicio de la huelga; tres de ellos, de hambre y de sed. A la fecha quedan seis personas haciendo huelga de hambre.